Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Perdomo se acerca a la ANEP en busca de apoyo a Seguridad

Demandan eliminar privilegios a delincuentes y no bloquear labor del IML

La empresa privada invierte más de $500 millones en servicios de seguridad al año.

La empresa privada invierte más de $500 millones en servicios de seguridad al año.

La empresa privada invierte más de $500 millones en servicios de seguridad al año.

Después de que las anteriores autoridades de Seguridad Pública se mantuvieran alejadas del sector privado en los cuatro años de la gestión presidencial de Mauricio Funes, el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Ricardo Perdomo, se acercó ayer a la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) para pedirle apoyo en el combate a la criminalidad.

El funcionario se reunió con la dirigencia de la ANEP, donde la referida gremial le planteó el grave impacto que han tenido las extorsiones de las pandillas en la micro y pequeña empresa; así como la baja inversión privada en el país.

Durante el encuentro, los dirigentes empresariales le plantearon al ministro Perdomo una serie de medidas que vendrían a mejorar el clima de seguridad pública en el país.

Entre las recomendaciones se desprende la eliminación de los privilegios a los delincuentes y que no se bloquee la divulgación de las estadísticas sobre homicidios y desaparecidos que registra el Instituto de Medicina Legal.

También que se haga una adecuada rendición de cuentas sobre los planes de seguridad a la población y que la coordinación entre las instituciones que velan por la seguridad sea más estrecha.

Los directivos de ANEP también aprovecharon la reunión para explicarle a Perdomo que esa gremial financia ocho proyectos para prevenir la delincuencia, a pesar de que el sector privado paga millonarias cantidades de dinero en calidad de impuestos al Gobierno.

Entre los proyectos destacan los comités de seguridad que coordina con la Policía y la Fiscalía, los temas de las extorsiones y robo de furgones con mercadería, entre otros.

También el apoyo financiero que recibe el programa de búsqueda de fugitivos conocido como Crime Stoppers y el proyecto de vecinos vigilantes y comerciantes vigilantes para contrarrestar la criminalidad.

El sector privado se ha sumado al programa Alerta Ángel Desaparecido de la Fiscalía, que tiene como propósito la búsqueda niños y adolescentes desaparecidos.

Las cifras de la empresa privada, en el segundo semestre de este año, detallan que el 70 % de la pequeña empresa formal es víctima de las extorsiones y el 80 % del sector informal también.

"Producto de este delito cierran dos micro y pequeñas empresas semanalmente, llevando a la quiebra a su grupo familiar", señala ANEP.

Las empresas invierten más de $500 millones al año en servicios de seguridad privada, sin contar los pagos a las pandillas por las extorsiones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación