Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pérdidas millonarias por incendio

Un supermercado, un almacén de ropa, una farmacia y una librería, entre los negocios más afectados

Personal de algunas tiendas afectadas por el siniestro luchaba por rescatar mercadería de las llamas. Foto EDH / César AvilésFoto EDH / Marlon Hernández

Personal de algunas tiendas afectadas por el siniestro luchaba por rescatar mercadería de las llamas. Foto EDH / César AvilésFoto EDH / Marlon Hernández

Personal de algunas tiendas afectadas por el siniestro luchaba por rescatar mercadería de las llamas. Foto EDH / César AvilésFoto EDH / Marlon Hernández

Seis establecimientos situados en el Centro Comercial Las Cascadas, en Antiguo Cuscatlán, fueron consumidos ayer por un voraz incendio que duró cuatro horas aproximadamente.

Aunque aún se desconoce la causa que originó el siniestro, alrededor de las 9:45 de la mañana comenzaron a levantarse columnas de humo visibles desde diferentes lugares de San Salvador.

Cuerpos de socorro como Cruz Roja, Cruz Verde y Comandos de Salvamento llegaron de inmediato a la zona y colaboraron en la evacuación de al menos 500 personas, entre trabajadores y clientes que se encontraban en los diferentes negocios y oficinas del centro comercial.

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, se refirió al hecho, a través de una llamada hecha por un canal de televisión.

"Hemos estado dando seguimiento a los acontecimientos de este hecho tan doloroso para el país, pero hemos actuado. He movilizado al Ministro de la Defensa para que ponga a disposición helicópteros y pueda también contribuir a sofocar el siniestro", dijo el presidente.

" Yo le pediría a la población colaboración. Es decir despejar toda la zona, hasta ahora no tenemos ningún reporte de ningún fallecido y queremos evitar que no vaya a haber ningún daño en vidas humanas, los daños materiales estamos evitando que se extiendan, pero no queremos que se dé ningún fallecimiento de ninguna vida humana", afirmó.

Por su parte, el director de Protección Civil, Jorge Meléndez, confirmó que ninguna persona resultó con quemaduras, pero sí detalló que siete de 13 afectados fueron trasladados al Instituto del Seguro Social de Santa Tecla debido a problemas con el humo.

El director de Protección Civil informó que un miembro del Cuerpo de Bomberos también fue trasladado a un centro asistencial tras habérsele subido la presión cuando realizaba labores de remoción de escombros.

Agentes de la Policía Nacional Civil, poco después de la emergencia, tomaron el control del área en peligro y cerraron todos los accesos para evitar que se obstaculizaran las labores de auxilio.

El director de la Policía, Mauricio Ramírez Landaverde, también se presentó a la zona y explicó que desviaron el tráfico vehicular que intercepta con la zona comercial.

Falta de agua y otros problemas

El Cuerpo de Bomberos se enfrentó a problemas de equipo y falta de agua en los hidrantes de la zona, lo que contribuyó a que, en minutos, se propagara el fuego por los seis establecimientos afectados.

El ministro de Gobernación, Arístides Valencia, manifestó que a las 10:08 de la mañana se desplazó la primera unidad al lugar de la emergencia y a partir de ese momento iniciaron un plan coordinado con la PNC, Fuerza Armada, Anda, Ministerio de Gobernación, Protección Civil y todas las organizaciones de socorro.

"Nos hace falta establecer el origen del incendio, el cual se realizará con una investigación científica", afirmó Valencia.

El ministro reconoció que hay que mejorar el equipo de Bomberos, pero negó que por esa razón no se haya podido operar de la manera debida.

El presidente de la Administración y Acueductos y Alcantarillados (Anda) explicó que para suplir la escasez, el servicio de agua fue suspendido en tres zonas para aumentar la presión en las bombas que se usaron para sofocar el siniestro.

Otras de las quejas que se escucharon de boca de los afectados es que la Fuerza Aérea apoyó la labor de los bomberos hasta dos horas después de haber iniciado el incendio.

El ministro de Gobernación justificó la tardía respuesta de la Fuerza Aérea, en el sentido de que se requiere de valoraciones en el momento de ejecutar cualquier operación aérea.

Bastó que dos helicópteros de la Fuerza Aérea llegaran a realizar sus descargas de agua, para que el ímpetu de las llamas disminuyera.

Con la sexta descarga de los helicópteros al filo de las 12:30 de la tarde, los bomberos tomaron control del fuego y la amenaza de más propagación empezó a disminuir.

Los helicópteros militares se abastecían de agua en el Lago de Ilopango y tardaban unos 15 minutos por viaje. Cada descarga oscilaba entre 450 y 650 mil litros, manifestó el teniente coronel Héctor Rafael Marroquín.

Empresarios preocupados

Posterior al incendio, varios representantes de los establecimientos afectados se pronunciaron, enviando mensajes de alivio a sus trabajadores.

"Por este medio informamos a nuestros amigos, empleados, proveedores que a raíz del incendio ... Las instalaciones de Focus El Salvador han sufrido daños mínimos, por lo cual estaremos reanudando operaciones muy pronto", detalló Ben Joe Markland, Director Regional de Focus El Salvador en un comunicado.

"Confiamos plenamente en la administración del Centro Comercial y en nuestro crecimiento como empresa dentro de este gran país. Nos unimos las oraciones de los empleados de todos los establecimientos del Centro Comercial Las Cascadas y sus familias...", afirmó.

Walmart de México y Centroamérica también distribuyó en redes sociales un mensaje: "Gracias a Dios más de 200 asociados que trabajan en nuestras tiendas están a salvo, en este momento estamos a la espera de indicar daños y pérdidas para poder reiniciar y brindar el servicio para todos nuestros clientes salvadoreños", aseveró.

La encargada de asuntos corporativos de Walmart, Claudia de Ibáñez, dijo que pasarán algunos días antes de que pueda darse un dato exacto sobre la pérdida total que sufrió el supermercado.

Adelantó que el personal que laboraba en Las Cascadas sería reubicado en otros establecimientos.

La ministra de Trabajo, Sandra Edibel Guevara, también llegó a la zona y expresó su satisfacción por las declaraciones hechas por la representante de Walmart.

Además, la funcionaria detalló que el Ministerio de Trabajo dará seguimiento a cada caso, esperando que las empresas afectadas por el incendio busquen soluciones favorables que garanticen la estabilidad laboral, física y emocional de los trabajadores del centro comercial.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación