Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Patrulla mata hombre y hiere hermano en confuso incidente

Herido es agente policial que estaba de licencia. El incidente fue en Atiquizaya

Un indigente fue ultimado en colonia 1º de Mayo, en Soyapango. Se presume que se dedicaba a robar. Foto EDH / Jaime Anaya

Un indigente fue ultimado en colonia 1º de Mayo, en Soyapango. Se presume que se dedicaba a robar. Foto EDH / Jaime Anaya

Un indigente fue ultimado en colonia 1º de Mayo, en Soyapango. Se presume que se dedicaba a robar. Foto EDH / Jaime Anaya

En un hecho confuso que ha sido manejado con hermetismo por las autoridades, tres militares y dos agentes de la Policía Nacional Civil protagonizaron un incidente en el que murió un hombre y resultó herido su hermano, un efectivo de la corporación que estaba de licencia.

El hecho ocurrió el jueves, alrededor de las 8:00 de la noche, entre los cantones Pepenance y Joya del Platanar, en Atiquizaya, Ahuachapán.

Nehemías Natanael y su hermano Óscar Oswaldo, ambos de apellido s Figueroa Borja, iban en una motocicleta cuando los soldados y policías les hicieron una señal de alto pero ellos presuntamente no la acataron.

Según fuentes de la Fiscalía de Ahuachapán, los cinco implicados en el hecho manifestaron que ellos andaban haciendo un patrullaje cerca de la zona cuando escucharon unos disparos y fueron a ver lo que había ocurrido.

También declararon que cuando se aproximaban al lugar vieron pasar a los dos hombres en una moto y para descartar que eran delincuentes les hicieron una señal de alto pero no la atendieron.

Después les dispararon de frente con la intención de obligarlos a parar la marcha.

Nehemías Natanael, quien era el conductor, recibió dos balazos mientras que su hermano, el policía, sufrió lesiones leves tras caer a la calle.

Ambos fueron llevados a un hospital pero el hermano del agente murió en el trayecto.

La Fiscalía informó que las víctimas residían en la zona donde se registró el hecho. Además descartó que los hermanos estuvieran armados.

Los familiares y vecinos de los Figueroa Borja intentaron linchar a los militares y policías que participaron en el hecho, según el informe fiscal.

Los cinco implicados permanecen detenidos en vías de investigación.

En otro hecho violento registrado en Ahuachapán, Celso Hernández García, de 22 años, fue ultimado a balazos por tres pandilleros en represalia porque se habría negado a ingresar al grupo delictivo.

El homicidio fue cometido, la noche del jueves, en el cantón El Jícaro, cuando la víctima retornaba a su casa tras haber visitado a unos amigos.

Encuentran muerto a alumno raptado el jueves

Un estudiante de segundo año de bachillerato, que fue raptado el jueves, fue hallado muerto ayer en la calle que de Quezaltepeque lleva a San Matías, en La Libertad.

El cadáver de Roberto Carlos Ayala, de 16 años, fue localizado en la hacienda Río Claro, en el cantón La Fuente. Según la Policía, tenía varias heridas provocadas con un machete.

Asimismo, la madrugada de ayer fue ultimado otro joven en el cantón Panchimalquito, de Panchimalco. Algunos lugareños dijeron que él era estudiante, sin embargo la Policía no confirmó esta versión.

En ambos casos se desconoce porqué los asesinaron.

Otros dos homicidios fueron reportados por las autoridades en el cantón San Carlos, Lempa, de San Vicente y en el caserío Facundo, del cantón Paraíso Arriba, en San Pedro Perulapán, Cuscatlán.

Las fuentes no revelaron las identidades de las víctimas ni las circunstancias en las que se cometieron los hechos.

Matan a hombre y dejan mensaje a delincuentes

Un hombre, de entre 25 y 30 años, fue ultimado ayer en el pasaje II, de la calle El Progreso, en Mejicanos.

Un delegado de la Policía informó que unos sujetos llegaron al lugar en un carro y bajaron a la víctima. El hombre estaba atado de las extremidades, pero se desconoce si estaba vivo o ya lo habían matado.

Antes de huir, los delincuentes le hicieron varios disparos en la cabeza y en la espalda.

"No sabemos si fue una escena de liberación o si ahí se cometió el hecho (asesinato)", dijo el jefe policial.

Según el policía, en la zona viven miembros de una banda conocida como La Raza de Mariona, cuyos integrantes se dedican al robo de carros y algunos de ellos han estado presos en el penal La Esperanza (conocido como Mariona).

De acuerdo con la fuente, estos sujetos tienen rencillas con pandilleros de la 18 que habitan en el lugar, por lo que preliminarmente a ellos se les ha atribuido el hecho.

Los pandilleros, según el informe de la Policía, dejaron un mensaje a los robacarros relacionado con la violación que miembros de la banda habrían cometido en perjuicio de una mujer.

El martes pasado, otro hombre fue asesinado a balazos en la misma calle El Progreso, a pocas cuadras donde ayer se registró la muerte violenta.

Simultáneamente a este hecho, las autoridades procesaban la escena donde fue asesinado un supuesto indigente en la colonia 1º de Mayo, en Soyapango.

El hombre, de entre 30 y 35 años, ya había recibido amenazas porque supuestamente se dedicaba a cometer hurtos en algunos inmuebles de la zona.

La víctima fue atacada con arma de fuego. Aunque los policías hicieron un operativo para dar con los homicidas. No hubo detenciones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación