Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pastor Carlos Rivas comparece ante juez por violencia contra mujer

Hoy un tribunal decidirá si sigue detenido o no

El pastor Carlos Rivas fue llevado el lunes al tribunal de Antiguo Cuscatlán bajo fuertes medidas de seguridad. Foto EDH / Archivo

El pastor Carlos Rivas fue llevado el lunes al tribunal de Antiguo Cuscatlán bajo fuertes medidas de seguridad. Foto EDH / Archivo

El pastor Carlos Rivas fue llevado el lunes al tribunal de Antiguo Cuscatlán bajo fuertes medidas de seguridad. Foto EDH / Archivo

El pastor del Tabernáculo de Avivamiento Internacional (TAI) Carlos Rivas, enfrentará hoy la audiencia inicial en el Juzgado de Paz de Antiguo Cuscatlán, tras ser acusado de cuatro cargos penales por presuntamente agredir a una mujer dentro de un motel el pasado viernes.

El religioso ha sido acusado por la Fiscalía General de la República de los delitos de violación, amenazas, daños y expresiones de violencia contra la mujer.

El viernes pasado, Rivas fue detenido dentro de un motel de la urbanización Santa Elena, en Antiguo Cuscatlán, en La Libertad, luego que una mujer lo denunció ante los vigilantes del establecimiento de haberla retenido por la fuerza y de haberla agredido.

La víctima llegó con Rivas al establecimiento y se alojaron en una habitación. La mujer afirmó que Rivas le estrelló un teléfono celular de su propiedad contra la pared y la golpeó en el rostro durante una fuerte discusión.

La denunciante, de 42 años , manifestó a periodistas que ella mantiene una relación sentimental con el pastor desde hace dos años, pero que le había advertido que si la volvía a agredir lo denunciaría con las autoridades.

El lunes, el Ministerio Público, al presentar la acusación formal en el referido tribunal, pidió que éste le decretara la detención provisional mientras continúa el proceso penal en su contra.

Actualmente, Rivas permanece recluido en las bartolinas de la Subdirección de Tránsito Terrestre, de la PNC.

Rivas manifestó que estaba tranquilo y que le habían dado prerrogativas (privilegios) durante su detención.

Su abogado, Carlos Avelar, manifestó que unos delitos absorberían a otros, por lo que podrían llegar a una conciliación.

Esto fue refutado por los fiscales que acudieron a interponer la denuncia formal ante el tribunal, aduciendo que los delitos no eran conciliables.

"Tenemos experticias y los peritajes forenses respectivos donde sí podemos establecer que hay delitos", dijo Rafael Romero, jefe fiscal de Santa Tecla.

El Código Penal establece que el delito de amenazas tiene una pena de 1 a 3 años de prisión; el delito de daños tiene una pena de 6 meses a 2 años de cárcel; el de violación tiene una pena de 6 a 10 años, y el delito de expresión de violencia contra la mujer, la pena oscila entre los 2 a 25 salarios mínimos (Art. 55 de Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres).

El pastor Carlos Rivas también es miembro del Consejo Nacional de Seguridad Pública y se evalúa su continuidad en el mismo por parte del Gobierno.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación