Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Partidos sin interés en combatir la impunidad

Congreso no aprueba plebiscito. Petición tuvo 56 votos a favor y 66 en contra 

Congreso no aprueba plebiscito.

Congreso no aprueba plebiscito. | Foto por EDH

Congreso no aprueba plebiscito.

La fuerza y presión hecha por la sociedad civil hondureña para que el Congreso Nacional de ese país aprobara y convocara a un plebiscito en el que los ciudadanos decidieran si se instala o no una Comisión Internacional contra la Impunidad y la Corrupción (CICIH) no dio los frutos esperados. La oposición de diversos sectores políticos fue uno de los principales obstáculos que no pudo ser superado. 

El pasado lunes, esa iniciativa del plebiscito para consultarle a los hondureños si estaban de acuerdo o no con la creación de la Comisión que exigen varios sectores, no fue aprobada por el Parlamento. 

Días antes de que el Congreso hondureño realizara la votación, el presidente del Foro Permanente de Organizaciones de Sociedad Civil de Honduras, Julio César Cabrera, dijo a El Diario de Hoy que hay grupos de resistencia en algunos sectores de la sociedad hondureña, “pero que en definitiva son intereses de tipo político, que sin duda alguna gravitan en el Estado”.

Agregó que, como sector de la sociedad civil, están apoyando un mecanismo como la CICIH porque lo que se encuentra en juego son los recursos de los hondureños, así como una pronta y cumplida justicia.

Sin los votos para aprobar el plebiscito
“Nosotros hemos dicho bienvenido a un mecanismo que nos dé fortaleza a las instituciones, sobre todo a los que tienen que ver con el tema de justicia, rendición de cuentas y transparencia en los fondos públicos”, insistió Cabrera.

Para que la iniciativa fuera aprobada por el Congreso hondureño se necesitaban al menos 65 votos de los 128 diputados que integran el legislativo, pero la votación se cerró con 56 votos a favor y 66 en contra. 

El miembro de la Redlad es de la opinión que uno de los cánceres del continente americano, y no solo de Honduras, es la impunidad y la corrupción, dos males que han venido socavando la institucionalidad de los países.

Enfatizo que todos los que conforman la sociedad civil de su país están convencidos de que la institucionalidad de los Estados ha sido vulnerada, ha colapsado el liderazgo nacional, el liderazgo social, y el empresarial para  abordar temas de interés.

La moción para el plebiscito fue presentada a mediados de julio pasado por el expresidente hondureño Manuel Zelaya, quien no asistió a la sesión del poder legislativo que integran siete partidos políticos. 

Zelaya, derrocado el 28 de junio de 2009 cuando promovía una consulta popular que la ley le impedía, es el jefe de la bancada del partido Libertad y Refundación (LIBRE), surgido tras su derrocamiento.

El origen del descontento entre hondureños
Un millonario desfalco en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), descubierto en 2014, que salpica a funcionarios de los últimos tres gobiernos, empresarios, políticos y periodistas, entre otros, provocó el surgimiento de la “Oposición Indignada”. 

Atendiendo una petición del Gobierno hondureño, la ONU y la Organización de Estados Americanos (OEA) han designado facilitadores para el diálogo nacional “sin condiciones” propuesto por Hernández. 

Cabrera explicó que, normalmente, los cambios siempre son rechazados por quienes han venido usufructuando los intereses del Estado. Pero todo eso pasa por un diálogo que se ha comenzado a estructurar en Honduras, “pero hay que saber que hay sectores que han perdido la esperanza en el diálogo. Entonces, solo queda la fuerza”.

La impunidad es otro factor que les tiene preocupados, más aún, el asesinato de cerca de 25 periodistas y el “saqueo de los recursos del Estado”. Ahí entró la preocupación, según Cabrera, por la desviación de unos 300 millones de dólares del Seguro Social que “golpeó a toda la población hondureña porque son recursos del pueblo de Honduras”.

Sobre los homicidios de los periodistas, aseguró que ningún caso ha sido judicializado, lo que para ellos es grave porque lo que se encuentra en juego es la libertad de prensa.

Igual, no se ha llevado a la justicia a los responsables de asesinatos de abogados defensores de los derechos humanos y muchos líderes sociales, lo que a la larga genera impunidad.

Según Cabrera, la mora judicial en su país es bastante grande, lo que genera desesperanza en la población.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación