Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Paolo Lüers refuta a ministro Perdomo

Ministro dijo que por supuesta introducción de ilícitos no dejaron entrar a Lüers y Mijango al penal La Esperanza

Paolo Lüers refuta a ministro Perdomo

Paolo Lüers refuta a ministro Perdomo

Paolo Lüers refuta a ministro Perdomo

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Ricardo Perdomo, dejó entrever ayer, en una entrevista en canal 21, que está investigando por el supuesto ingreso de objetos ilícitos en las cárceles al analista Paolo Lüers y al mediador de la tregua entre pandillas Raúl Mijango.

Cuando el entrevistador le preguntó al funcionario porqué no se permitió el ingreso de Lüers y Mijango a una reunión "privada" que tuvieron cabecillas de las pandillas, el Subsecretario de la OEA, Adam Blackwell, y monseñor Fabio Colindres, en el penal La Esperanza (conocido como Mariona), Perdomo respondió: "Existen medidas de que si hay procesos en los que hay investigaciones sobre la introducción de ilícitos a los penales, mientras los procesos de investigación estén abiertos, se restringen a diferentes personas".

Perdomo añadió que para el encuentro, que se llevó a cabo la semana pasada, "había algunas personas que habían solicitado (el ingreso) que son personas (como) pandilleros que están en las calles o que algunos tenían algún tipo de investigaciones o procesos y lógicamente también fueron denegados".

Por su parte, Paolo Lüers declaró ayer que "Perdomo, hablando de introducción de ilícitos a los penales por parte de mi persona, se refiere a la famosa computadora laptop que, según él, yo he proporcionado a un pandillero de la MS interno en penal Ciudad Barrios".

Según Lüers, el ministro anteriormente ya había hecho dicha acusación frente a mandos policiales y otros funcionarios, incluso ante al mismo presidente Mauricio Funes.

De acuerdo con el analista, esto se ha hecho "obviamente para conseguir que me marginen del proceso, a pesar de que soy miembro del Comité Técnico de Coordinación del Proceso de Reducción de Violencia".

Dicha comisión fue creada como parte de un acuerdo entre la OEA y el Gobierno de El Salvador y de ella también forman parte el embajador Blackwell, los mediadores Colindres y Mijango, el ministro de Defensa, David Munguía Payés, y los representantes de la Fundación Humanitaria, entre ellos Antonio Cabrales.

Lüers explicó que el referido comité no es informal, sino que existe un documento firmado por el mismo presidente Funes nombrando a su ministro como miembro y enlace con el Gobierno.

"Esta acusación falsa el ministro Perdomo la sigue repitiendo, y ahora incluso de manera pública en el 21, a pesar de que ya ha sido informado por su antecesor, David Munguía Payés, cómo fue la entrega de la tal computadora", reclamó Lüers.

Según el analista, a finales de 2012 le detalló al director de Centros Penales de ese entonces, Nelson Rauda, que como Fundación Humanitaria estaban discutiendo con los reclusos del penal de Ciudad Barrios varios proyectos, "principalmente productivos", pero también otro que era una especie de estadística de la situación económica, escolar y familiar de los hijos de los 2,800 reos de esa cárcel.

Con dicho censo, según Lüers, se pretendía tener una base de datos para elaborar proyectos específicos que permitieran asegurar que los hijos adolescentes de los reclusos tuvieran oportunidades de apartarse de la vida delincuencial.

Sobre todo para este último programa, dijo Lüers, expuso la necesidad de dar a uno de los reos, que es el enlace para este tipo de proyectos, acceso a una computadora.

"Se acordó que yo iba a facilitar una laptop, que la iba a entregar al director del penal; que esta computadora no iba a ingresar al recinto, sino permanecer en las oficinas de la dirección del penal y que la Dirección de Centros Penales iba a acordar con el señor director un instructivo sobre en qué condiciones, con qué frecuencia y bajo qué vigilancia el interno iba a tener acceso a la computadora", manifestó el periodista.

Según Paolo Lüers, él entregó la computadora, con su respectiva impresora y cargador, al entonces director del centro penal de Ciudad Barrios, Félix Antonio Soto, quien fue destituido de su cargo en diciembre pasado.

Luego hubo necesidad de cambiar el equipo, puesto que la impresora no funcionaba y había problemas con la computadora.

Lüers entregó el nuevo equipo a Soto y, según le dijo al analista, esa a computadora "nunca salió de esta oficina, nunca entró al recinto de los internos, y las pocas veces que el interno la usó, lo hizo en las oficinas administrativas y bajo vigilancia".

"La computadora nunca tuvo acceso a Internet. Que yo sepa, aún se encuentra en las oficinas del penal, por lo menos así me informó el director en mi última visita al penal de Ciudad Barrios, en noviembre 2013. ¿Qué pasó con la computadora luego de la suspensión del director Soto? Desconozco", aseveró Lüers.

El analista pidió que si hay una investigación, entonces que se haga bien: "Que se someta la computadora a examen forense; que se recoja el testimonio del exdirector de centros penales y del director del penal de Ciudad Barrios; que se busque el registro de toda esta operación; que pidan declarar al entonces ministro Munguía Payés...", exigió el periodista.

El señalado también dijo que "una investigación seria establecerá que el actual ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Perdomo, es un mentiroso que levanta acusaciones falsas que pueden comprometer la seguridad y la vida de ciudadanos, por el solo hecho que son críticos a su gestión en el ministerio. Que además abusa de su cargo para desinformar al presidente de la República".

Lüers trajo a cuenta que hasta hace pocos años, antes de que se pusiera en práctica el plan Súper Mano Dura, en la prisión de Ciudad Barrios (así como en otros) había un centro de cómputo con máquinas a disposición de los reos para recibir capacitaciones.

A juicio de Lüers, en casi todo el mundo los centros penales disponen de dichas facilidades y hay reglamentos bajo los cuales los internos pueden tener acceso a computación, Internet, y teléfonos para capacitaciones y para mantener el contacto con sus familias.

"No voy a hablar de las acusaciones de Perdomo contra Raúl Mijango, pero son aún más absurdas. Por mi parte ya he solicitado una reunión con el señor Fiscal General, Luis Martínez, para que me confirme o desmienta si hay una investigación contra mi persona y en qué términos", expresó Lüers.

El analista aclaró que en las visitas que ha realizado a las cárceles del país "nunca un pandillero preso me pidió que introdujera algo ilícito a su penal. Me han pedido libros, medicinas, equipos para la clínica, periódicos, cigarros, pero jamás alguien se ha atrevido de pedirme que les ayude a entrar algún objeto ilícito", aseveró Lüers.

Según él, los reclusos saben que los mecanismos de mediación son importantes y serios para comprometerlos con acciones ilícitas. —EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación