Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pandilleros ordenan tres secuestros desde prisión

 Las privaciones de libertad fueron en junio y julio pasado. Las víctimas residían en Zacatecoluca, La Paz.

ctv-k48-capturados-caso-secuestro-zacatecoluca-004

Los imputados estaban recluidos en las bartolinas de Zacatecoluca y San Salvador. | Foto por Jaime Anaya

Tres secuestros registrados entre junio y julio pasado en Zacatecoluca, La Paz, fueron planificados por pandilleros que están recluidos en bartolinas policiales del referido municipio y en San Salvador, según las autoridades.


La Unidad Especializada contra el Crimen Organizado de la Fiscalía informó que las  víctimas fueron la esposa de un reconocido comerciante de leche; a las otras dos personas solo las identificó con las claves Romero y Mercedes.


Los plagios fueron cometidos el 18 y 24 de junio; mientras que el tercero fue registros el 18 de julio. 

Por estos casos, ocho delincuentes que ya estaban en prisión por diferentes delitos también deberán responder por secuestro y agrupaciones ilícitas, informó ayer Juan Carlos Martínez Marín, jefe de la Subdirección de Investigaciones de la Policía.


Otros tres hombres fueron capturados por estar vinculados a estos hechos.


La fuente manifestó que Julio Alejandro Mendoza Carrillo, (a) Catracho, y José Elio Guzmán González, (a) Killer, son los presuntos cabecillas de la estructura delictiva.


El primero está en prisión, mientras que el otro gozaba de libertad y se encargaba de cometer los plagios. 


Junto a Guzmán González fueron aprehendidos Reynaldo Cruz Montano Fernández,  (a) Rey, y Noel Artemio Ortiz Tobar, (a) Gallina.


Los demás integrantes de la estructura que ya estaban encarcelados son: Carlos Abel Quintanilla Martínez; Santos Félix Cornejo Rodríguez, (a) Científico, y Manuel de Jesús Mena, (a) Colocho.


Los demás implicados son Andy Guandique Zúniga, (a) Triste; Jonathan Ayala Martínez, (a) Blazer; Melvin Dubón Portillo, (a) Gato Silver, y Alfredo López Candelario, (a) Viejo Mandrake.


Delincuentes recibieron 25 % de monto exigido
Las autoridades policiales se negaron a brindar más información sobre los casos para proteger a las víctimas.


Sin embargo, Martínez Marín manifestó que los delincuentes utilizaron los teléfonos de las víctimas para negociar posteriormente el pago del rescate económico con las familias de las personas plagiadas por ellos.


Según las pesquisas, los plagiarios exigieron altas sumas de dinero a cambio de liberar a los secuestrados pero después acordaron recibir un 25 % del monto que exigían.


La entrega del dinero evitó que los pandilleros provocaran daños físicos a las personas. 


No se descarta que los delincuentes hayan realizado otros plagios pero por temor no hayan sido denunciados por las víctimas.


El delegado policial señaló que en el país no se ha registrado una alta incidencia de casos de secuestro.


“Lo que hemos evitado (con la desarticulación de la estructura) es que se genere un grupo que llegue a tener fortaleza que tenga incidencia ya no solo en Zacatecoluca”,  sostuvo Martínez Marín.


Capturan a hombre ligado a explosivos
Las autoridades también capturaron, en las últimas horas, a Tony Alexánder Orellana Solano, a quien vinculan con la estructura que colocó explosivos en un vehículo que estalló cerca del ministerio de Hacienda, en San Salvador, el 10 de septiembre pasado.


Según la Subdirección de Investigaciones de la Policía, a otras 10 personas que están en prisión por otros casos  y que estarían ligadas a Orellana se les acumuló el delito de actos terroristas cometidos con armas o artefactos explosivos.


Esta banda delictiva -en la que están involucrados José Fabricio Aguilar Panameño y José Alejandro Pérez González, dos exempleados de la Policía- también habría colocado un explosivo en un carro que fue abandonado frente al ministerio de Justicia y Seguridad, a finales de agosto.


Las investigaciones apuntan a que José Carlos Hernández, (a) Bullet, y Noé David Flores, (a) Duende, fueron quienes planificaron los ataques con artefactos explosivos  contra instituciones de gobierno. Ambos están recluidos en el penal de Máxima Seguridad de Zacatecoluca. 


El resto de imputados están en los penales de Metapán, en Santa Ana; San Francisco Gotera, Morazán; Quezaltepeque, La Libertad, y La Esperanza, en San Salvador.


La Policía no reveló quiénes  facilitaron los explosivos a los delincuentes ni explicó la participación que tuvieron los expolicías, argumentando que el juzgado que lleva el caso le ha puesto reserva.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación