Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pandilleros condenados a 40 años por matar a policía

El asesinato fue cometido el 15 de enero de este año. El policía fue sorprendido mientras barría fuera de su casa en cantón Ceiba del Charco, Izalco.

os miembros de la pandilla 18 Sure?os fueron condenados ayer a purgar 40 a?os de prisi?n cada uno, tras haber sido encontrados culpables de asesinar Ren? Alonso Barrientos Mezquita, un agente policial que estaba destacado en la Subdirecci?n de Tr?nsi

Dos miembros de la pandilla 18 Sure?os fueron condenados ayer a purgar 40 a?os de prisi?n cada uno, tras haber sido encontrados culpables de asesinar Ren? Alonso Barrientos... | Foto por Archivo

Dos miembros de la pandilla 18 Sure?os fueron condenados ayer a purgar 40 a?os de prisi?n cada uno, tras haber sido encontrados culpables de asesinar Ren? Alonso Barrientos Mezquita, un agente policial que estaba destacado en la Subdirecci?n de Tr?nsito Terrestre.

Dos miembros de la pandilla 18 Sureños fueron condenados ayer a purgar 40 años de prisión cada uno, tras haber sido encontrados culpables de asesinar al policía René Alonso Barrientos Mezquita, que estaba destacado en la Subdirección de Tránsito Terrestre.

La tarde del lunes, el juez especializado de sentencia de Santa Ana, Carlos Linares Ascencio, leyó la sentencia contra Santos Daniel Bonilla Funes, alias El Gemelo, de 21 años, y Wilfredo Neftaly Vega Torres, alias Peluche, de 27.

De acuerdo con Linares Ascencio, las investigaciones aportaron pruebas suficientes de la participación de ambos pandilleros. 

Bonilla Funes o El Gemelo, participó directamente en el asesinato. Contra él se aportaron pruebas que determinaron que fue uno de los que disparó contra el agente policial.

Mientras tanto, Vega Torres  o el Peluche, estuvo en el grupo que cometió el crimen, aunque se quedó vigilando y dando seguridad mientras sus compinches cometían el homicidio, afirmó el juez.

Testigos bajo régimen de protección reconocieron a los pandilleros en rueda de reos, pues fueron visto en la escena del crimen cometido a las 8:00 de la mañana del 15 de enero de este año, en el cantón Ceiba del Charco, municipio de Izalco, en Sonsonate, explicó Linares Ascencio.

Según el juez antimafia, Barrientos Mezquita fue rodeado por varios sujetos mientras barría el tramo de calle frente a la cual estaba su vivienda. Fue en ese instante cuando entre cinco y siete pandilleros con los rostros cubiertos y todos con armas de fuego, lo rodearon.

El policía apenas alcanzó a decirles que se calmaran. Según los testigos, solo lo escucharon decir: “Hey, cálmense”, instante en el cual le comienzan a disparar. En el lugar quedaron al menos 14 casquillos de arma de fuego de diferente calibre.

Según vecinos del lugar, la noche anterior al asesinato, uno de los condenados, El Gemelo, le había exigido a Barrientos Mezquita que le diera cinco dólares cuando este regresaba de hacer unas compras de una tienda cercana. Ante la negativa del policía, el Gemelo le dijo que le diera tres (dólares) pero Barrientos Mezquita le dijo que solo le podía dar uno.

De acuerdo con el juez, en el expediente judicial consta que meses antes de ser asesinado, un grupo de pandilleros había atacado a balazos la casa de la víctima donde residía con sus padres y demás hermanos. Tras ese hecho, se mudaron al cantón Ceiba del Charco, donde lo mataron.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación