Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pandilleros asesinan a panadero que les dio trabajo

La Fiscalía dijo que el móvil del crimen habría sido por problemas que la víctima tenía con pandilleros

Panadería donde ayer fue acribillado José Pedro Quinteros Meléndez. Foto EDH / Claudia Castillo.

Panadería donde ayer fue acribillado José Pedro Quinteros Meléndez. Foto EDH / Claudia Castillo.

Panadería donde ayer fue acribillado José Pedro Quinteros Meléndez. Foto EDH / Claudia Castillo.

José Pedro Quinteros Meléndez, de 31 años, era propietario de una panadería en la tercera etapa de la urbanización Altavista, en el municipio de San Martín, pero ayer fue acribillado a tiros.

De acuerdo con las autoridades, Quinteros Meléndez había dado trabajo a varios miembros de la pandilla 18 Sureños que domina el sector pero fueron ellos mismos quienes ayer, antes del mediodía, lo mataron.

El crimen contra el panadero fue cometido en la casa número 21 del polígono 28-B del pasaje 28, en momentos en que la víctima trabajaba en la elaboración de pan francés.

Varias personas del lugar presenciaron el crimen. Ayer, el fiscal que acudió a hacer el reconocimiento legal del cadáver dijo que las sospechas recaían en varios pandilleros del sector.

Pese a las pistas ofrecidas por testigos a la Policía, hasta ayer a las 2:30 p.m., no había capturados por el asesinato.

El cuerpo de Quinteros Meléndez quedó tendido justo frente al rodillo que le servía para adelgazar la masa y frente a varias latas con masa, listas para hornear.

Varios personas que presenciaron el asesinato despotricaron contra la Policía, pues a pesar de ser alertados del hecho, tardaron mucho en reaccionar, tiempo que fue aprovechado por los asesinos para escapar de la escena.

Mientras tanto, el fiscal del caso se limitó a decir que Quinteros Meléndez habría sido asesinado por supuestas rencillas con pandilleros.

No obstante, algunas personas dejaron entrever que el móvil del asesinato podría deberse a que antes de que el panadero llegara a vivir a Altavista, había vivido en una colonia de Soyapango dominada por la mara Salvatrucha, rival de la que domina en toda la urbanización Altavista.

En otro caso de violencia, ayer en la mañana las autoridades informaron del reconocimiento del cadáver de Neftalí Américo, quien fue herido de bala el domingo en la noche pero falleció ayer en un hospital de Soyapango.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación