Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pandilleros asesinan en Huizúcar a un alumno del Inframen

El joven fue bajado del bus en que viajaba hacia su centro de estudios. Se sospecha que quienes lo mataron son miembros de la MS

Socorristas de Cruz Verde ayudaron a recuperar el cuerpo de Guzmán del fondo de una barranca. Foto EDH / Marlon Hernández

Socorristas de Cruz Verde ayudaron a recuperar el cuerpo de Guzmán del fondo de una barranca. Foto EDH / Marlon Hernández

Socorristas de Cruz Verde ayudaron a recuperar el cuerpo de Guzmán del fondo de una barranca. Foto EDH / Marlon Hernández

El jueves pasado, Francisco Abel Guzmán, de 19 años, junto a otros compañeros de clase, se ganó dos medallas: una por la buena presentación y otra por el buen sabor en un festival gastronómico que organizó el Instituto Nacional Francisco Menéndez (Inframen), en San Salvador.

Guzmán era estudiante de Segundo Año de bachillerato en Hostelería y Turismo, pero ayer fue asesinado por miembros de la mara Salvatrucha que residen en la comunidad El Porvenir, en el municipio de Huizúcar, La Libertad.

De acuerdo con testigos, Guzmán se dirigía al Inframen con su uniforme pero a la altura del kilómetro 14 de la carretera antigua a Huizúcar, un grupo de cuatro o cinco hombres hicieron que el bus donde viajaba el estudiante se detuviera.

Los delincuentes obligaron a Guzmán a bajarse del transporte y ordenaron que el bus se fuera.

Algunos testigos afirman que vieron cuando Guzmán fue obligado a caminar hacia unos matorrales. Otros dijeron haber escuchado varios disparos de arma de fuego.

A la hora que el escolar fue asesinado, el padre del joven se encontraba trabajando cuando una amiga le avisó que a su hijo lo habían bajado del bus varios supuestos pandilleros.

Guzmán residía con su familia en una colonia de los alrededores de Huizúcar, a donde se había mudado hace cinco años de una zona rural.

El padre del estudiante y otros familiares dijeron que el joven no pertenecía a ninguna pandilla, que era muy aplicado en sus estudios y ayudaba en las tareas agrícolas de la familia.

Últimas medallas que ganó

Un familiar de Guzmán mostró varias medallas que su pariente había ganado como deportista en eventos escolares a lo largo de su vida.

Las últimas dos medallas las obtuvo el pasado jueves, cuando en el Inframen se celebró el festival gastronómico que desarrolla cada año, donde participan estudiantes de Hostelería y Turismo de varias entidades educativas.

Junto a su equipo, Abel Guzmán ganó dos medallas por el esfuerzo que hicieron para que los alimentos que prepararon tuvieran buena presentación y sabor.

De acuerdo con parientes, Abel se sentía orgulloso de estudiar en el Inframen y por eso siempre viajaba con su uniforme estudiantil. "Él decía que no debía nada ni tenía problemas con nadie, por eso no le daba miedo andar con el uniforme", explicó un pariente.

Mareros de la MS, los sospechosos

El cadáver de Abel Guzmán fue hallado en un barranco, a pocos metros de la comunidad El Porvenir. Vecinos del lugar indican que esa comunidad es controlada por la MS por lo que no descartan que miembros de esa agrupación sean los responsables del crimen.

La sospechas de los vecinos están basadas en que por mucho tiempo la MS ha considerado a algunos estudiantes del Inframen como miembros o colaboradores de la mara 18.

A pesar de que el cadáver de Abel fue encontrado minutos antes de las 10:00 de la mañana, ayer a las 5:00 de la tarde ni la Fiscalía General ni el Instituto de Medicina Legal se habían hecho presentes al lugar del homicidio.

Investigadores del Laboratorio Científico de la Policía Nacional Civil (PNC) lamentaron la tardanza de la Fiscalía pese a que avisaron a esa institución a las 10:00 de la mañana.

De acuerdo con fuentes policiales, Abel Guzmán es el primer estudiante del Inframen que es asesinado durante 2014.

En 2013 hubo al menos tres estudiantes de ese centro educativo que fallecieron tras ser atacados a balazos

Matan a dos hombres en Zacatecoluca

La familia de Tránsito José Martínez, de 42 años, no se explica por qué varios delincuentes hicieron guardia de madrugada dentro del terreno donde él vivía y lo asesinaron cuando salió al sanitario.

El señor, quien según fuentes policiales recientemente fue víctima de un asalto, murió tras recibir varios disparos de escopeta.

El ataque fue cometido a las 5:00 de la mañana, en el caserío Zaldívar, cantón El Espino, en Zacatecoluca, La Paz.

Las autoridades señalaron que Martínez no era miembro de ningún grupo delincuencial y aparentemente no había recibido amenazas. No se logró determinar el móvil del asesinato.

Dos horas más tarde, Élmer Ismael Flores Cañas, de 15 años, fue ultimado a balazos en el estacionamiento del mercado municipal de Zacatecoluca.

Según la compañera de vida del adolescente, él trabajaba en la zona, desde los ocho años, como cargador de mercadería.

El jefe policial de turno confirmó que a eso se dedicaba el joven pero agregó que también pertenecía a la pandilla 18, de la línea revolucionaria.

La fuente señaló que un hombre se le acercó a Flores y le disparó varias veces cuando estaba trasladando producto de un camión hacia un puesto del centro de abastos.

Se presume que el asesinato de Élmer Ismael tiene que ver con rencillas entre pandillas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación