Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pandilleros asesinan a dueña de cafetín en Apopa

La mujer, de 58 años, tenía el negocio en el límite que se disputan dos pandillas rivales

Investigadores recaban evidencias en el chalet donde unos pandilleros atacaron a balazos a María Elba Peña, en la colonia Tikal III, de Apopa. Foto EDH / Jaime Anaya

Investigadores recaban evidencias en el chalet donde unos pandilleros atacaron a balazos a María Elba Peña, en la colonia Tikal III, de Apopa. Foto EDH / Jaime Anaya

Investigadores recaban evidencias en el chalet donde unos pandilleros atacaron a balazos a María Elba Peña, en la colonia Tikal III, de Apopa. Foto EDH / Jaime Anaya

Una mujer que se ganaba la vida ofreciendo golosinas en un chalet de la colonia Tikal Norte III, en Apopa, se sumó ayer por la mañana a las víctimas de asesinatos.

María Elba Peña, de 58 años, estaba en su negocio cuando supuestos pandilleros de la 18 se cruzaron la calle que divide el territorio que se disputan con la mara Máquina y le hicieron varios disparos.

Alrededor de las 11:00 de la mañana, una patrulla policial trasladó a la comerciante hacia la Cruz Roja de Apopa, pero murió a la entrada del centro de emergencias, antes de recibir asistencia médica.

Las autoridades dijeron desconocer cuál fue el móvil del homicidio.

Tras el ataque, la Policía allanó varias viviendas en las colonias aledañas en busca de los atacantes, pero no hizo capturas.

La noche del jueves, una mujer de 65 años murió al quedar en fuego cruzado entre pandilleros, en la colonia San José Las Flores, de Tonacatepeque.

Mientras que en el Proyecto Santa Teresa, de San Martín, también fue asesinada una mujer de unos 30 años. Las autoridades no determinaron su identidad.

Torturan y matan a dos primos en Cuscatlán

Los asesinatos de dos jóvenes tiene alarmados a los pobladores del cantón San José La Ceiba, de Candelaria, Cuscatlán, pues aseguran que los hechos violentos en la zona no son frecuentes.

Denis Arias Raymundo, de 16 años, y su primo Manuel Guevara Raymundo, de 21, fueron vistos con vida por última vez el miércoles pasado.

Tras varias horas de búsqueda y haberlos reportado en la Policía como desaparecidos, ambos fueron hallados muertos ayer en una quebrada.

Los cadáveres estaban putrefactos, uno encima del otro. Testigos relataron que estaban atados de las manos, tenían múltiples golpes y lesiones de bala en la cabeza.

Los allegados de las víctimas aseguraron que no pertenecían a grupos delictivos, ni habían sido amenazados. Se supo que el adolescente cursaba noveno grado en la escuela del cantón y el otro realizaba tareas agrícolas.

Las autoridades manifestaron que se desconocía por qué los mataron. Agregaron que la zona es asediada por una pandilla y que indagarían si los primos tenían vínculos con este grupo delictivo.

En San Bartolo, Ilopango, un pandillero murió en un enfrentamiento con policías en Altos de San Felipe III.

Delegados de la Fiscalía informaron que los agentes llegaron al lugar porque fueron alertados de que andaban merodeando tres delincuentes que portaban armas de fuego.

Cuando los mareros vieron a los policías los atacaron y así empezó el enfrentamiento.

Dos sujetos pudieron escapar mientras que el otro, de unos 22 años, resultó herido de muerte. Los lugareños dijeron que no era conocido.

Las autoridades informaron que cerca del cadáver quedó un revólver con el que él disparó contra los oficiales.

Además, otro supuesto delincuente fue asesinado cerca del desvío al Cerro Verde, en Armenia, Sonsonate.

El Ministerio Público informó que una persona fue ultimada en la carretera de Ilobasco a Tejutepeque, en Cabañas. En el ataque hubo dos lesionados. La Policía se negó a informar en qué circunstancias fue cometido el homicidio. Mientras que el reo José Durán Pérez, de 23 años, fue hallado ahorcado ayer en las bartolinas de la Subdelegación de Zacatecoluca, La Paz. Las autoridades investigan si otros reclusos lo mataron y lo colgaron para simular que el hombre se había suicidado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación