Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sonsonate

Pandillero a menor de edad: “Ya sabés por qué te vamos a matar”

Residentes del cantón El Bebedero, en San Julián, sepultaron a adolescente, de 16 años, asesinada el sábado.

San Julian

Yessenia Yamileth fue enterrada, la tarde del lunes, en Izalco, Sonsonate. Pandilleros la mataron el sábado frente a sus familiares. | Foto por Diana Escalante

dav

En un ambiente de zozobra,  familiares y vecinos de Yessenia Yamileth, de 16 años, la sepultaron, la tarde del lunes, en el cementerio de Izalco, en Sonsonate.

La adolescente, quien era la penúltima de ocho hermanos, fue acribillada en el patio de su vivienda, en el cantón El Bebedero, en San Julián, del referido municipio.

Alrededor de las 8:30 de la noche del sábado, al menos cinco pandilleros de la 18, con los rostros cubiertos, irrumpieron en la modesta vivienda que Yessenia compartía con su hermano menor; su madre  y su padrastro (ambos de avanzada edad).


Podría interesarle: Pandillero confiesa con frialdad asesinato de motorista


Los delincuentes fueron directamente hasta donde estaba la menor de edad,  forcejearon con ella y luego la sacaron al  patio sin que sus familiares pudieran hacer algo por ayudarla, pues los superaban en número y estaban armados.

“Ya sabes por qué te vamos a matar”, fue lo que uno de los delincuentes le habría dicho a la adolescente antes de que le asestaran varios disparos, relató el subcomisionado Hugo Bonilla, jefe de la Delegación de Sonsonate.


Podría interesarle: Momento en el que matan a locutor y a director de emisora durante transmisión en vivo


Hasta la tarde del lunes, el móvil del homicidio seguía siendo incierto, pese a que en las redes sociales se rumoró, desde el domingo, que Yessenia habría sido asesinada porque se negó a ser novia de un pandillero.

La Policía sostiene que esta versión no ha sido confirmada, pero tampoco se ha descartado como una línea de investigación.


También: Ladrón a víctima: No duermo por las maldades que he hecho, la gente que he matado…


Lo que las autoridades presumen es que la víctima conocía por lo menos a uno de sus verdugos.

“Por la forma en la que la sacaron de la casa; que solo la atacaron a ella y que tenía muchos orificios (de bala), o sea que lo hicieron con saña, creemos que sí los conocía. No podemos asegurar que fue porque se negó a ser novia de uno de ellos, pero, ahorita, tampoco podemos decir porqué”, declaró Bonilla.

Los vecinos y amigos de la víctima tampoco se explican porqué le quitaron la vida;  hasta donde ellos sabían, la menor de edad no se metía en problemas.

Una de sus amigas recordó que el sábado, una hora antes del asesinato, regresaron a casa tras asistir a un culto en una iglesia evangélica cercana pero ella no dio muestras de que algo la preocupara.

“Estaba normal, tranquila, como siempre. No se veía que tuviera miedo de nada”, dijo entre lágrimas la mujer, mientras veía partir del cantón la caravana fúnebre.


Además: El Garrobo, uno de los más buscados por la Policía, fue abatido cuando iba a recibir $30 mil de una extorsión


Algunos vecinos de la adolescente relataron que ella llegó a vivir a la zona desde hace una década aproximadamente. Antes residía en el cantón Piedras Pachas, en Izalco, pero cuando su madre se volvió a acompañar se mudaron al hogar de su padrastro.

La víctima estudió hasta segundo grado. Hace cuatro años, dejó la escuela porque sentía que estaba “muy grande” para cursar la primaria.

Desde entonces se dedicó cuidar a sus sobrinos y a hacer los oficios domésticos mientras sus parientes salían a trabajar a una granja.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación