Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pandillas someten a 12 familias en condominio en Mejicanos y huyen

Pandilleros exigieron a las familias del condominio San Valentín que desalojaran, si no matarían a niños y mujeres

"Es mejor a abandonar la antigua casa que correr el riesgo del asesinato de algún pariente. Niño de 15 años fue degollado por la pandilla días antes", dijo un vecino. Foto EDH / Salomón Vásquez

"Es mejor a abandonar la antigua casa que correr el riesgo del asesinato de algún pariente. Niño de 15 años fue degollado por la pandilla días antes", dijo...

\"Es mejor a abandonar la antigua casa que correr el riesgo del asesinato de algún pariente. Niño de 15 años fue degollado por la pandilla días antes\", dijo un vecino. Foto EDH / Salomón Vásquez

Pánico, terror e impotencia sufrieron ayer más de 12 familias, la cuales por amenazas de pandillas tuvieron que abandonar sus apartamentos en los condominios San Valentín, en la calle El Progreso al norte de Mejicanos.

En el interior de un apartamento varias mujeres y niños lloraban por el drama que les ha tocado vivir.

Una señora de más de 60 años, decía entre lágrimas y furia: "es una vergüenza que los criminales se burlen de las autoridades".

Algunas familias con 10, 12 y 25 años de vivir en la zona no tuvieron más alternativa que dejar sus viviendas tras el ultimátum (6:00 p.m. de ayer) de pandilleros.

Por la situación económica, no todos estaban en condiciones de emigrar, no tenían ni para pagar la mudanza mucho menos para ir a alquilar una casa en otra zona.

Origen de la amenaza

El problema comenzó el fin de semana anterior tras el desalojo y detención de tres menores, supuestas pandilleras, de uno de los apartamentos en ese condominio.

Según la Policía y algunos vecinos, las mujeres se habían infiltrado desde hace unos ocho meses en el condominio para ganar territorio en la calle El Progreso.

Las supuestas pandilleras alquilaron uno de los apartamentos, pero después de unos meses, le advirtieron a la arrendadora que no le pagarían alquiler y que se apoderarían de su inmueble.

Varias personas denunciaron el hecho y el sábado anterior, las autoridades llegaron a desalojarlas y detenerlas por usurpación de bienes.

Como reacción, la pandilla que delinque en la zona la emprendió contra los demás residentes del condominio a quienes acusan de haberlos delatado con las autoridades.

En represalia los delincuentes, a través de mensajes y llamadas anónimas, amenazaron a los residentes y les dieron hasta ayer a las 6:00 de la tarde para que abandonaran el apartamento y si no, "que se atuvieran a las consecuencias".

"Ayer (lunes) comenzaron con amenazas, de que si no les devolvían las cosas que la Policía les había decomisado, tomarían represalias con los vecinos. También nos daban 24 horas para que les regresáramos las pertenencias que les habían decomisado y que les pusieran la puerta que la Policía les había derribado, de lo contrario iban a matar a las mujeres y a los niños", relató con temor un vecino.

Después que la Policía tomó el control del condominio y capturó a las tres supuestas usurpadoras del inmueble, los pandilleros advirtieron que ya no había ningún trato y que matarían, a quien se les pusiera por en frente". En el sector se moviliza dos pandillas y constantemente viven disputándose la zona.

Hace tres semanas un joven de 15 años fue privado de libertad cuando iba a comprar un cilindro de gas propano a la tienda. Según los vecinos, delincuentes a bordo de un vehículo lo privaron de libertad y minutos después apareció degollado a pocas cuadras.

En los últimos meses al menos cinco personas han sido asesinadas en la calle El Progreso por rivalidades y venganzas contra residentes de la zona, afirmó una vecina.

En los últimos ocho meses la presencia de las presuntas pandilleras fue un martirio para la vecindad, pues constantemente tomaban fotos y vídeos a los residentes y hablaban a sus compinches para avisar el movimiento de los residentes cuando salían.

La Policía asegura que desde el sábado ha reforzado la seguridad en los contornos del condominio, pero eso no impidió que los habitantes se fueran de la zona por temor a ser víctimas de las maras.

Ayer la Policía arrestó a seis pandilleros involucrados en las amenazas a vecinos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación