Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Pandillas podrían estar midiendo su capacidad"

Carlos Carcach, criminólogo y catedrático universitario El experto sostiene que el gobierno podría estar preparando el terreno para justificar el rearme de la Fuerza Armada.

Pareciera que las pandillas se están preparando para un estado de guerra, es la lectura que el criminalista y catedrático Carlos Carcach hace sobre los últimos hechos de violencia que se han registrado en el país.

"Los acontecimientos traen a remembranza los hechos que se dieron antes del inicio de la guerra civil, sobre todo a fines de la década 70, cuando la exguerrilla hizo algunas acciones", subrayó el experto.

Con sus actuaciones, las maras podrían estar midiendo fuerza y capacidad para enfrentarse a la Policía y a la Fuerza Armada, dijo.

No descartó que detrás de las pandillas esté el narcotráfico o algún otro grupo del crimen organizado para establecer el control territorial en el país.

Además, que haya personal especializado que los esté entrenando para un conflicto armado, explicó.

Pero aunque se busca algún significado a esta escalada de homicidios y ataques a sedes policiales y militares, Carcach reconoció que no se sabe a ciencia cierta qué puede haber en el trasfondo de esta situación y "hasta donde puede ser consecuencia de la negociación que se podría estar dando entre el gobierno y las pandillas para justificar un rearme de la Fuerza Armada y el incremento de la represión".

"Son bien complejos los elementos de este problema, porque cada vez se vuelven más políticos y menos delictivos", subrayó.

Por la manera de actuar de las pandillas, pareciera que han evolucionado a una lucha por repartirse y apoderarse de los territorios.

A pesar de la agresividad de las dos pandillas, el especialista interpreta que una de las dos es la que desde hace un año ha tomado más protagonismo en sus actuaciones.

Esta pandilla es la 18 Revolucionarios, cuyas acciones ya no solo pretenden defender sus territorios ante la MS, sino demostrar que los tiene bajo su control y que solo le queda desafiar a la Policía Nacional Civil o el Ejército.

Esa tendencia ha quedado demostrada con su comportamiento, aseguró Carcach en que la mayoría de ataques ha sido protagonizada por pandilleros de la 18.

" Una posibilidad es que esta pandilla esté alcanzado control de una parte del territorio y la MS ya no es amenaza para sus intereses", afirmó.

Los puntos de enfrentamiento no son aislados, están claramente demarcados.

Uno de los territorios en poder de las pandillas es La Paz, el cual conecta San Juan Nonualco con Panchimalco y Rosario de Mora.

Carcach sostiene que la Fuerza Armada y la PNC no desconoce esa realidad.

No ha tomado acciones contundentes por razones que aún no están del todo claras como falta voluntad política, capacidad o el momento adecuado.

El gobierno podría estar agotando estrategias como la creación del Consejo Nacional de Seguridad y la marcha por la paz para justificar una reacción mucho más dura que no sería la mejor salida, dijo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación