Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pandillas incrementaron ataques el fin de semana

Hubo cuatro dobles asesinatos. La mayoría de víctimas era de pandillas

Un hombre no identificado, de entre 30 y 35 años, fue asesinado en la calle a la comunidad Las Granadillas, en la colonia Escalón. Era alto y de piel blanca. Foto EDH / Douglas Urquilla

Un hombre no identificado, de entre 30 y 35 años, fue asesinado en la calle a la comunidad Las Granadillas, en la colonia Escalón. Era alto y de...

Un hombre no identificado, de entre 30 y 35 años, fue asesinado en la calle a la comunidad Las Granadillas, en la colonia Escalón. Era alto y de piel blanca. Foto EDH / Douglas Urquilla

Un agricultor y su hijo, una vendedora de pupusas y un taxista, están entre las 31 personas que fueron asesinadas entre el viernes y el domingo pasado, según las estadísticas de las autoridades.

Los datos revelan que los hechos violentos fueron en ascenso: el viernes hubo ocho crímenes; el sábado, nueve y el domingo, 14.

Los últimos dos días las autoridades registraron cuatro dobles asesinatos en Aguilares, San Salvador; en Nahulingo, Sonsonate; en Colón, La Libertad y en San Pedro Pux tla, Ahuachapán.

Con estos casos el número de crímenes registrados hasta el 21 de septiembre subió a 225, lo que se traduce en 69 más que en el mismo periodo de 2013.

Las autoridades también informaron que en lo que va del año se han cometido 1,059 homicidios más que el año pasado, cuando se documentaron 2,769 crímenes.

La mayoría de estos hechos violentos ha sido atribuida, por la Policía y la Fiscalía, a los grupos de pandillas.

Se sospecha que las pandillas están tras el asesinato de Pedro Ramos, de 40 años, y su hijo Raúl Alexander Ramos Vásquez, de 19. Ambos fueron asesinados a balazos en el caserío Los Jiménez, del cantón Guachipilín, en San Pedro Puxtla, Ahuachapán.

La Policía informó que unos siete hombres vestidos con ropa oscura y cubiertos del rostro con gorros pasamontañas irrumpieron en la vivienda de las víctimas, a las 8:30 p.m., y se las llevaron.

Tras haberlos hecho caminar una cuadra por una calle vecinal les asestaron varios disparos con armas de grueso calibre, dijeron las fuentes.

Los cadáveres de padre e hijo fueron localizados por sus familiares una media hora después de que los sacaran de la casa y se escucharon los disparos.

Los parientes de los hombres dijeron que ambos se ganaban la vida haciendo labores agrícolas. Además, manifestaron que no sabían si ya los habían amenazado.

Por su parte, las autoridades no lograron determinar el móvil del doble asesinato. Tampoco hubo detenciones, pese a que la Policía realizó un operativo de búsqueda.

Otros tres dobles homicidios fueron registrados entre la noche del sábado y la mañana del domingo en Colón, Nahulingo y Aguilares. Las seis víctimas eran miembros de pandillas, dijo la Policía.

Matan a una comerciante por cobro de extorsión

Otra víctima de la violencia la noche del domingo fue Mirna Mercedes de Almendáriz, de 56 años. Fue ultimada a balazos cuando estaba haciendo pupusas en su negocio.

El ataque fue cometido en la Primera Avenida Sur de la colonia José Simeón Cañas , en Zacatecoluca, La Paz. La Policía no descartó que el asesinato esté relacionado con el cobro de la extorsión que hacen las pandillas en la zona.

Casi simultáneamente fue reportado el asesinato de un taxista a un costado del paso a desnivel del Bulevar del Ejército, en San Salvador.

La víctima fue identificada como José Alexánder Blanco, de 35 años. Sus compañeros de trabajo relataron que minutos antes del homicidio, dos jóvenes lo contrataron para que les hiciera un viaje.

El asesinato ocurrió cerca de la comunidad Quiñónez. Las autoridades presumen que los delincuentes obligaron a la víctima a que se estacionara en la zona, lo despojaron de sus pertenencias y luego lo mataron.

Aunque preliminarmente se maneja que el móvil del ataque pudo ser el robo, las autoridades no descartaron que se investiguen otras causas.

Antes de la medianoche, también fue ultimado a balazos un pandillero, no identificado, en San Martín, al oriente de San Salvador.

La Policía dijo que tres mareros rivales habían cometido el crimen. Además de este asesinato, la Fiscalía registró otros dos crímenes contra pandilleros en la colonia La Gloria, de Jucuapa, y en el cantón Potrero de Joco, en Nueva Granada, ambos en Usulután.

En Santa María Ostuma, La Paz, también fue cometido otro asesinato. Se desconoce quién era la víctima y las circunstancias en las que la mataron.

Ajustician a un hombre

Un hombre no identificado fue asesinado ayer en la calle que conduce a la comunidad Las Granadillas, en la prolongación de la Alameda Juan Pablo II y la calle Masferrer Norte, en la colonia Escalón.

La Policía informó que la víctima, de entre 30 y 35 años, tenía puesto solo un bóxer a cuadros. Era de piel blanca y complexión alta.

Se sabe que los atacantes le ataron un lazo al cuello, lo obligaron a arrodillarse y le hicieron tres disparos en la cabeza, por lo que presume que la víctima fue "ajusticiada".

Los lugareños dijeron que el hombre no era conocido, por lo que se sospecha que sus atacantes lo llevaron hasta ese lugar solo para matarlo.

La Fiscalía informó que otra persona fue ultimada en el cantón San Sebastián Arriba, de Santiago Nonualco, La Paz. Una persona más fue asesinada en el cantón Palo Pique, en Ahuachapán.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación