Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pandillas afectan fiestas patronales en Armenia

Han amenazado con atentar contra los vendedores sin instalan sus ventas en el campo de feria

ctv-o71-fiestas-en-armenia

vista del terreno donde se instalan los juegos mecanicos para las fiestas de armenia 11 de Noviembre de 2015 | Foto por elsalv

Las fiestas patronales de Armenia, en Sonsonate, se desarrollan este año de una forma peculiar, en silencio, pues el tradicional campo de la feria luce desierto sin el tradicional comercio que aprovecha la ocasión para ganarse la vida.

Las amenazas de las pandillas han calado hondo en los comerciantes quienes para no correr el riesgo, han decidido no instalar sus puestos, a pesar de sus necesidades económicas.

Tampoco los juegos mecánicos se han afincado en Armenia para no ser blanco de la violencia de las pandillas. Luego de tres días de haber arrancado las fiestas patronales de Armenia, el descontento de los residentes de la ciudad no se ha dejado sentir por  la falta de la actividad en el campo de la feria.

Los juegos mecánicos y las ventas de golosinas que anualmente se ubican en el predio de la estación del ferrocarril, este año no se han alojado debido a las amenazas de la pandilla que opera en la zona.

El lugar es limite entre ambas pandillas. Carmen, una habitante de la zona, dice que “está muerto el ambiente. Si uno cuando hay fiestas quiere ir a caminar con la familia, comerse un elote loco y comprar dulces”.

Además, la armeniense aseguró que desde pequeña acostumbra ir con sus padres al campo de la feria. Mientras que Danilo C. sostiene que días atrás, algunos comerciantes llegaron al predio, con las ruedas montadas en el camión, pero desistieron de establecerlas en el terreno, por miedo a que pandilleros atentaran contra su vida.

En el parque central de Armenia, ubicado frente a la Alcaldía Municipal, un hombre aseguró que en todo el municipio las pandillas han ganado terreno y tienen atemorizada a la población.

Por parte, el edil Carlos Alberto Molina aseguró que la decisión de no instalar el campo de la feria se tomó por la seguridad de los ciudadanos ante posibles ataques de los grupos criminales.

Aunque las autoridades policiales aseguran estar pendientes de la seguridad en la zona, los comerciantes no quieren arriesgarse. Las pandillas han ganado terreno en la vida nacional, pues no solo delinquen sino que también deciden quién vive en una zona del país.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación