Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Padres e hijos ausentes a causa de la violencia

En decenas de hogares salvadoreños se festejará hoy el Día del Padre, pero en cientos más, serán recordados con impotencia y lágrimas los padres o hijos asesinados por los grupos criminales

Padres e hijos ausentes a causa de la violencia

Padres e hijos ausentes a causa de la violencia

Padres e hijos ausentes a causa de la violencia

La violencia se ha cobrado la vida de padres e hijos por igual, es un fenómeno donde no se entiende de alegrías ni festejos. Celebrar el Día del Padre cuando se ha sido víctima de la criminalidad que azota al país, se vuelve tan angustioso, que solo cabe espacios para los recuerdos.

Hoy es el Día del Padre y en el país se festeja por Decreto y con asueto. En muchos hogares, a los progenitores se les dará una sorpresa o un regalo, un abrazo, un "felicidades papá"; pero en otros, solo se honrará con lágrimas e impotencia al padre, o al hijo, que la espiral de violencia arrastró.

En El Salvador se cuenta por miles los hogares enlutados por la criminalidad. Las razones por las que los homicidas han desintegrado hogares quizás nunca se conocerán, pero hay decenas de casos en los que las autoridades y los dolientes aseguran que a las víctimas las mataron por no someterse a las reglas impuestas por delincuentes.

Las historias de cada familia son tan conmovedoras como indignantes. Van desde el papá asesinado por mareros porque, en el afán de proteger a sus vástagos, impedía que estos ingresaran a las pandillas; hasta el policía, padre de varios niños, ultimado por el trabajo que realizaba.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación