Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Otro busero de la Ruta 92 atropella a señora en La Paz

El motorista manejaba a excesiva velocidad y chocó contra una casa, en la colonia 27 de Septiembre. En el trayecto arrolló a la mujer que iba en la acera.

El busero no solo mató a Reina Rodríguez, sino que también causó daños en una casa. Foto EDH / Twitter Alfredo Rodríguez

El busero no solo mató a Reina Rodríguez, sino que también causó daños en una casa. Foto EDH / Twitter Alfredo Rodríguez

El busero no solo mató a Reina Rodríguez, sino que también causó daños en una casa. Foto EDH / Twitter Alfredo Rodríguez

La irresponsabilidad de otro busero de la Ruta 92, que brinda el servicio de transporte en Zacatecoluca, La Paz, volvió a llevar luto a una familia, tras haber atropellado y causado la muerte a Reina Rodríguez Rosales, de 33 años.

La tragedia ocurrió ayer, alrededor de la 1:00 de la tarde, cuando el motorista del bus placas AB72-056 se estrelló contra el muro de una casa, en la colonia 27 de Septiembre, en Zacatecoluca, y se llevó de paso a la mujer que circulaba por la acera.

Delegados del Cuerpo de Bomberos señalaron que otra mujer, quien no pudo ser identificada, también resultó lesionada en el incidente, pero su estado de salud no fue precisado.

Fuentes policiales informaron que, según testigos, el chofer de la unidad aparentemente manejaba a excesiva velocidad y cuando perdió el control del bus se salió de la vía y chocó contra la vivienda.

Este es el segundo caso en el que un motorista de la Ruta 92 se cobra una vida.

El 6 de marzo pasado, Ricardo Antonio Morales, de 32 años, manejaba un bus de la referida ruta y colisionó contra el pick up que conducía Rosa María Calero, de 55, cuando circulaban en el redodel Árbol de La Paz, en el bulevar Los Próceres, en San Salvador.

Cuando la señora se bajó para verificar los daños y pedirle al hombre que le respondienra por ellos, Morales la ignoró y se subió a la unidad con la intención de escapar.

La víctima decidió pararse frente al bus para evitar que Morales huyera y este aceleró despacio varias veces para obligar a la señora a quitarse.

Según las autoridades, Calero no se quitó del camino, por lo que el busero en una actitud cobarde le pasó encima a la víctima y siguió su camino rumbo a Zacatecoluca.

El 31 de enero, el Tribunal Sexto de Sentencia lo condenó a tres años de prisión (que son excarcelables) y a pagar una indemnización de $5 mil.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación