Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Otra masacre en menos de un año en Jucuarán, Usulután

Cinco hombres- entre ellos dos adolescentes- fueron ultimados este jueves en ese cantón. Es la tercera masacre registrada en nueve meses en la zona

Otra masacre golpea Jucuarán

Cinco hombres, entre ellos dos menores, fueron ultimados ayer jueves en ese cantón. Este es el tercer  asesinato múltiple que se registra en ese lugar en nueve meses

El cantón El Zapote, en Jucuarán, Usulután, fue escenario ayer de la tercera matanza registrada en la zona en los últimos nueve meses.

Cinco hombres, entre ellos dos menores de edad, fueron ultimados a balazos este jueves  en el caserío El Marañón, del referido municipio.

Edwin Rodríguez Mejía, de 40 años, tenía cuatro meses de estar trabajando en la construcción de un muro perimetral en un terreno de la zona. 

Un ayudante de Edwin, así como un hijo y dos nietos de la dueña de la vivienda tenían algunas semanas de haberse sumado a las tareas de albañilería.

Mientras estaban cercando con alambre de púas el terreno, varios hombres armados llegaron a matar a Rodríguez, a su ayudante, Wílber Noé Vigil, y a Mario Amaya Morán, de 30 años.

Tras cometer el ataque los delincuentes se marcharon pero a un kilómetro del inmueble, encontraron a los dos adolescentes, sobrinos de Morán, y también les quitaron la vida. Ellos fueron identificados como Mario A., de 17, y Carlos M., de 16.

La madre de los adolescentes relató que ellos y su hermano residían en el cantón El Espino, siempre en Jucuarán, pero llegaron al cantón El Zapote para hacer los trabajos de albañilería.

Según ella, sus hijos no tenían vínculos con pandillas ni habían recibido amenazas, por lo que dijo desconocer por qué los mataron.

Por su parte, los parientes de Rodríguez dijeron que él vivió todo el tiempo en ese cantón y no se metía en problemas. Trabajaba para sostener económicamente a su madre y a su hija de dos años.

Algunos policías que estaban en la escena se negaron a dar información sobre el hecho, pero otras fuentes de la institución no descartaron que más de alguno de los muertos estuviera ligado a grupos delincuenciales y por eso los mataron.

En 9 de mayo de 2015, un grupo armado mató a siete hombres en circunstancias similares en el mismo cantón, pero fue en el caserío Ojo de Agua, cerca de donde fue cometida la matanza de ayer.

En esa ocasión, a medianoche, varios hombres con vestimenta similar a la que usa la Policía simularon un operativo y obligaron a los moradores a salir de la casa, los obligaron a acostarse en medio de la calle de tierra y los mataron.

Mientras que el 1 de enero pasado, en un poza del mismo cantón, fueron ultimados seis hombres, cuatro de ellos supuestamente eran integrantes de una pandilla.

Los atacantes, quienes vestían ropa oscura y con calaveras estampadas, mataron a los hombres cuando estos se bañaban. 

Entre los muertos había un cabecilla de la mara Salvatrucha, a quien apodaban Buitre. Ese día, fuentes policiales no descartaron que el ataque lo cometiera un grupo de exterminio. 

Atacan a comerciante en el centro de la capital

Un supuesto vendedor, cuya identidad se reserva por motivos de seguridad, de 21 años, fue lesionado con arma de fuego cuando circulaba en la 11a. Avenida Norte y Calle Arce, en la capital.

Fuentes policiales informaron que el muchacho, que se dedica a vender dulces en la zona, fue atacado por dos hombres a bordo de la moto placa M-66810, la cual tenía reporte de robo.

Luego de disparar, los hombres intentaron huir, perdieron el control y chocaron, lo que facilitó su captura.

Voceros de Comandos de Salvamento detallaron que la víctima tenía heridas de bala en el cuello y la pierna.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación