Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Orden de libertad para Nora Émely de Silva

La imputada ya cumplió siete años de cárcel por blanqueo

Nora Émely Parada de Silva, junto a su esposo, el exdiputado Roberto Silva Pereira. Foto EDH / Archivo

Nora Émely Parada de Silva, junto a su esposo, el exdiputado Roberto Silva Pereira. Foto EDH / Archivo

Nora Émely Parada de Silva, junto a su esposo, el exdiputado Roberto Silva Pereira. Foto EDH / Archivo

El juzgado Segundo de Vigilancia Penitenciaria, avaló ayer la orden de libertad para la convicta, Nora Émely Parada de Silva, quien fue condenada a siete años de cárcel por el delito de lavado de dinero en noviembre de 2007.

Parada de Silva pagó toda su condena en la Cárcel de Mujeres en Ilopango; sin embargo, la justicia salvadoreña aún está en deuda, ya que su marido, el exdiputado Roberto Silva Pereira, principal acusado en todos los actos de corrupción, según la Fiscalía, aún sigue en Estados Unidos, al parecer, con asilo político.

La Unidad de Comunicaciones del Centro Judicial Isidro Menéndez, detalló ayer que el referido juzgado entregó la orden de libertad a las autoridades de Centros Penales, específicamente al penal de Cárcel de Mujeres.

Agregaron que con la orden del juzgado, sus abogados podrían pedir la libertad en cualquier momento.

Fuentes de Centros Penales aseguraron que la convicta por blanqueo, participó en programas de reinserción, educación y en granjas penitenciarias.

Parada de Silva ya gozaba de la fase de confianza (salir del penal) por su buen comportamiento. Se le vio en eventos religiosos y en trabajos de reinserción, según las fuentes.

La condena por blanqueo

Según el Ministerio Público, la convicta, junto a su esposo, habrían lavado dinero en los proyectos de construcción que realizaban para varias alcaldías con la empresa que tenían con su esposo.

En noviembre de 2007 el Tribunal Quinto de Sentencia condenó a la esposa de Silva Pereira, también al contador de la empresa, Óscar Mauricio Contreras a cinco años, y absolvió a María del Carmen Ortiz, madre de la esposa del diputado.

Para los jueces Parada de Silva movió dinero y convirtió a bienes los fondos que obtenían de forma ilícita, cuando adjudicaban licitaciones con la empresas Caminos y Edificaciones y PREVECOM, S.A. de C.V.

El día de la sentencia, los jueces dijeron que la constitución de las empresas Caminos y Edificaciones y PREVECOM, S.A. de C.V., obtuvo dinero ilegal y transfirió a cuentas bancarias a nombre de los esposos Silva, según la investigación.

Dos meses después de la condena de Parada de Silva, el 26 de enero de 2008, la Cámara Primera de lo Penal ordenaba el desafuero del exdiputado Silva Pereira; sin embargo, el exdiputado fue alertado y escapó de la justicia.

Años después, fue detenido en Estados Unidos, pero su proceso de deportación se demoró por recursos legales que presentaron sus abogados y hasta la fecha, no hay señales de su deportación.

Silva Pereira también es reclamado por Guatemala por homicidio agravado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación