Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Obispo auxiliar no le da crédito a las cifras de los homicidios

Rosa Chávez afirmó que hay mecanismos diabólicos para subir cifras

Gregorio Rosa Chávez, arzobispo auxiliar de San Salvador.

Gregorio Rosa Chávez, arzobispo auxiliar de San Salvador.

Gregorio Rosa Chávez, arzobispo auxiliar de San Salvador.

El Obispo Auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez, cuestionó ayer las cifras de homicidios y consideró son "engañosas", pues habría que establecer quiénes mueren por rencillas entre pandillas, por sus relaciones con el tráfico de drogas, así como cuántas personas son ultimadas sin estar vinculadas a esos dos problemas.

Afirmó que solo en "mentes diabólicas" se puede crear "un clima de ingobernabilidad en perjuicio de la vida de las personas, al tiempo que consideró extraño que las cifras de homicidios se disparen cuando está a punto de finalizar el primer año de la administración de Salvador Sánchez Cerén.

A pesar de que el obispo auxiliar considera que las cifras de homicidios son manipuladas para desestabilizar el país, la Fiscalía General, en su cuenta oficial, es la que publica datos oficiales de víctimas por asesinatos y otros delitos.

Pero el obispo auxiliar insiste en que "todo lo pintamos de negro, entonces habrá que preparar el funeral del país", al referirse a diversas evaluaciones sobre el primer año de gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén.

Rosa Chávez es parte del Consejo Nacional de Seguridad, entidad en la cual se está trabajando en la aportación de ideas, según el prelado.

El obispo también indicó que la propuesta de Ley de reinserción de pandillas es una buena herramienta y la Iglesia tiene la confianza en que de ser aprobada, dará buenos resultados.

Afirmó que los líderes religiosos pueden contribuir a cambiar el corazón de quienes "juegan con la muerte".

Puntualizó que se debe buscar una opción distinta a la represión; porque ante acciones de represión, es natural una reacción violenta.

"Hay que poner un ingrediente distinto contra la violencia, de debe dialogar", aseveró.

Agregó que en las evaluaciones hechas al gobierno, hay cosas positivas por destacar en la gestión de Sánchez Cerén, pero, según él, se busca generar una "impresión de total apocalipsis".

Pero lo cierto es que la violencia se ha recrudecido en los últimos meses al pasar de 15 a más de 21 asesinatos diarios, la mayoría cometidos por las pandillas.

Mayo cerró ayer con una cifra histórica: más de 621 asesinatos según los registros.

El director de Medicina Legal, José Miguel Fortín Magaña, ha asegurado que mayo sería uno de los meses con más homicidios después de la guerra interna de los 80. La situación es alarmante, pues la mayoría de asesinato se da en personas económicamente productivas, entre los 15 y 39 años.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación