Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Nuevo juicio por secuestro y asesinato de universitario

En la primera vista pública, los dos acusados quedaron libres, pero la CSJ anuló el fallo y ordenó otro juicio

Carlos Eduardo Martínez Meléndez, junto a su defensora, enfrenta un nuevo juicio por secuestro. Foto EDH / David Marroquín.

Carlos Eduardo Martínez Meléndez, junto a su defensora, enfrenta un nuevo juicio por secuestro. Foto EDH / David Marroquín.

Carlos Eduardo Martínez Meléndez, junto a su defensora, enfrenta un nuevo juicio por secuestro. Foto EDH / David Marroquín.

Carlos Eduardo Martínez Meléndez enfrenta un nuevo juicio por el secuestro y asesinato de un estudiante universitario, tal como lo ordenó la Sala de lo Penal de la Corte Suprema Justicia (CSJ). En la primer vista pública celebrada el 22 de junio de 2010, Martínez Meléndez junto a César Alfonso Henríquez Alvarado quedaron exonerados de los cargos, aparentemente por falta de pruebas contundentes que demostraran su participación en el plagio del universitario.

Sin embargo, la Fiscalía General acudió a la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para pedir que anulara el fallo del Tribunal Antimafia de Sentencia porque no se había tomado en cuenta una serie de evidencias que comprometían a los dos acusados.

El 8 de agosto de 2010, la Sala de lo Penal declaró nulo el fallo que exoneraba de cargos a Martínez Meléndez y Henríquez Alvarado, y ordenó que se hiciera un nuevo juicio.

Como los acusados ya habían sido dejados en libertad, se emitieron nuevas órdenes de captura, pero hasta la fecha solo Martínez Meléndez ha sido capturado; mientras que Henríquez Alvarado, quien era compañero de estudio de la víctima y se supone que planificó el secuestro, sigue prófugo.

El joven universitario fue secuestrado el 27 de febrero de 2009 en una colonia de Soyapango, pero 17 días después encontraron su cadáver en el kilómetro 25 de la carretera hacia Suchitoto, Cuscatlán, según la Policía.

Los secuestradores le exigieron a la familia de la víctima la cantidad de 40,000 dólares para su liberación, pero lo que no sabían sus parientes era de que el joven secuestrado había sido asesinado.

La mañana del 27 de febrero de 2009, Henríquez Alvarado, quien estudiaba odontología en una universidad privada, invitó a su excompañero de bachillerato a departir a una casa de la colonia Montes de San Bartolo IV, de Soyapango. A Henríquez le acompañaba Martínez Meléndez, según las investigaciones.

Ya en la casa, los dos acusados le manifestaron a la víctima de que estaba secuestrado, pero el joven opuso resistencia y se produjo un forcejeo entre ellos. En la pelea que tuvo la víctima con sus secuestradores, éstos lo habrían estrangulado, pero aun así no desistieron de exigirles dinero a los familiares del universitario.

Para evitar la rápida descomposición del cadáver del joven y seguir negociando con la familia, los procesados le inyectaron una fuerte dosis de formalina. Al final, no hubo pago de dinero.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación