Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"No es normal lo que está pasando, son otras dimensiones"

El militar retirado dice que en El Salvador hay una "macropolicía muy crecida", pero, a la vez, hay una "microseguridad local" que está totalmente abandonada.

Otto Romero, exministro de Defensa. Foto EDH / Archivo

Otto Romero, exministro de Defensa. Foto EDH / Archivo

Otto Romero, exministro de Defensa. Foto EDH / Archivo

El exministro de Defensa Otto Romero, quien también participó ayer en la entrevista Frente a Frente, señaló que la presión que ejercen las pandillas en el país ha ido creciendo porque el Estado no está usando un método adecuado para combatirlas.

A juicio del militar retirado, en El Salvador hay una "macropolicía muy crecida", pero, a la vez, hay una "microseguridad local" que está totalmente abandonada.

Romero criticó que muchos políticos, "por ser populistas", no toman decisiones serias en medio de la crisis de violencia, que se ha agudizado en las últimas semanas.

"No se trata de darle populismo (al problema) ni (tener) reacciones que solo apaguen los incendios y al siguiente día vuelvan a estar granadas tiradas encima de los policías. Para cuando un grupo de delincuentes embosca policías o ataca puestos policiales, es otra dimensión de la presión", señaló Romero.

Él consideró que el país todavía tiene capacidad de reaccionar ante el problema delincuencial, sin necesidad de recurrir a ayuda de la comunidad internacional, como sugirió el arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas.

"Tenemos la capacidad suficiente para hacerle frente a estas situaciones, solo que hay que mojarse, como decimos allá por mi pueblo, y aquí no nos queremos mojar", opinó el exministro. El militar retirado dice que en El Salvador hay una "macropolicía muy crecida", pero, a la vez, hay una "microseguridad local" que está totalmente abandonada.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación