Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Niños se salvan de morir en incendio

Dos familias que vivían en una casa de láminas y madera, en San Marcos, perdieron todas sus pertenencias.

Uno de los tres niños rescató al bebé y un vecino auxilió a la niña. Su madre salió por el techo.

Uno de los tres niños rescató al bebé y un vecino auxilió a la niña. Su madre salió por el techo.

Uno de los tres niños rescató al bebé y un vecino auxilió a la niña. Su madre salió por el techo.

Tres niños, de seis y tres años, así como un bebé de 10 meses, se libraron de morir, ayer, tras el incendio en su vivienda, en la colonia San Antonio I, en San Marcos, al sur de la capital.

A la hora del siniestro, 8:30 a.m., los infantes estaban con Nubia Martínez, madre de dos de ellos y encargada de cuidar al otro.

La mujer relató que la casa tenía dos cuartos en los que habitaban su familia y una más. Agregó que una de las piezas agarró fuego y las llamas se propagaron rápido por el inmueble, lo que le impidió auxiliar a los niños.

"Escuché el ruido de que quemaban algo, pero pensé que era afuera (en la calle) y cuando fui a ver era en el cuarto del fondo de la casa y ya no pude salir. No pude sacar a los niños", dijo Martínez.

Los tres infantes estaban solos en la otra habitación, por lo que al ver lo que pasaba, el mayor tomó en brazos al bebé y lo sacó de la casa, mientras que a la niña de tres años la rescató un vecino.

El Cuerpo de Bomberos dijo que el incendio en la casa de láminas y madera habría ocurrido por un descuido al dejar una cocina de gas encendida.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación