Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Un niño muere cada día en El Salvador a raíz de la violencia

Violencia ha causado 209 homicidios de menores en 2013

El sitio donde la noche del 26 de octubre asesinaron a una menor de 14 años y a su sobrino de 2 años en Armenia, Sonsonate. La menor era hija de un supuesto pandillero. Foto EDH / Archivo.

El sitio donde la noche del 26 de octubre asesinaron a una menor de 14 años y a su sobrino de 2 años en Armenia, Sonsonate. La menor...

El sitio donde la noche del 26 de octubre asesinaron a una menor de 14 años y a su sobrino de 2 años en Armenia, Sonsonate. La menor era hija de un supuesto pandillero. Foto EDH / Archivo.

Franklin Josué tenía dos años y su tía Marta Lisseth estaba cerca de cumplir 14 años. Lorena Michelle era un niña de ocho años, mientras que Emely Alexandra, tenía dos años. Alisson Adriana apenas había cumplido dos años. Carlos tenía 12 años y María andaba en los 11 años.

Todos éstos niños apenas comenzaban a vivir, pero se convirtieron en víctimas inocentes de la violencia irracional que sacude al país. Desafortunadamente, estas pequeñas criaturas engrosaron el listado fatal de los más de 209 menores que han muerto a raíz de la violencia entre el uno de enero hasta septiembre de este año, según las cifras del Instituto de Medicina Legal.

En la mayoría de los casos, las pequeñas víctimas murieron en fuego cruzado en enfrentamientos armados entre pandilleros. Otras de las pequeñas víctimas iban en brazos de sus padres y algunas fueron asesinados con barbarie, de acuerdo a las autoridades forenses.

El informe de Medicina Legal detalla que de los 209 menores asesinados, siete corresponden al rango de los que no habían cumplido ni un año de vida y los 11 años; y 202 andaban entre las edades de 12 y 17 años.

De las 209 víctimas, 178 eran niños y 31 niñas. Con respecto a los siete niños asesinados menores de 11 años, cuatro eran mujeres y tres varones. El año pasado, la mayoría de las víctimas fueron varones.

También detalla el informe que cuatro de las víctimas no habían cumplido ni su primer año de vida, uno apenas tenía cuatro años y dos que estaban entre los nueve y 11 años.

A éstas pequeñas víctimas cuyas edades apenas rondaban entre menos de un año y 11 años las asesinaron en Atiquizaya, Ciudad Delgado, Jucuapa, Mejicanos, San Bartolome Perulapía, San Miguel y Tacuba.

Tres de ellos murieron dentro de una vivienda, ya sea ésta de su familia o conocida y a tres los asesinaron en la calle.

El estudio señala que la mayoría de los 209 víctimas andaban entre los 15 y 17 años de edad (186), lo que preocupa a las autoridades de Medicina Legal porque se trataba de jóvenes que comenzaban a forjarse su futuro.

A las cifras anteriores se le suman los 172 niños y jóvenes que resultaron heridos en alguna acción criminal en el primer semestre de este año, según las autoridades de la red hospitalaria.

Víctimas de las pandillas

Fuentes de la Policía aseguraron que casi todas las víctimas adolescentes de entre los 15 y 17 año fueron asesinadas por las pandillas por distintas razones.

Explicaron que algunas de las víctimas las intentaron reclutar para que ingresaran a las pandillas y éstos no lo hicieron porque deseaban superarse; otros jóvenes que los mataron porque vivían con sus familias en zonas donde persiste una pandilla e iban a estudiar a otra zona con presencia de pandilleros rivales y los tildaron de contrarios.

También hay casos en los que un joven o una joven tenían una relación de noviazgo con pandillero o pandillera de otra zona asediada por la mara rival.

Tampoco se puede dejar de lado la situación de algunos jóvenes que pertenecían a una pandilla y los purgaron sus propios compañeros por haber incumplido algunas de sus propias normas o los tildaron de traidores, según las autoridades policiales.

Si los datos anteriores se comparan las cifras del año pasado, se puede observar que existe una reducción, solo que los números de 2012 corresponden a todo el año.

El estudio detalla que a 288 niños o menores los asesinaron durante los 12 meses del año pasado. El rango de edades de éstas víctimas se encontraban entre menos de un año y los 17 años.

Detalla el informe de Medicina Legal que el año pasado se registraron 19 homicidios de niños en el rango de los que no habían cumplido su primer año de vida y los 11 años; mientras que 269 eran menores de 12 a 17 años que se convirtieron en víctimas de la violencia.

La mayoría fue asesinada con armas de fuego

De la totalidad de los niños y menores víctimas de la violencia criminal, a 144 los asesinaron con armas de fuego, a otros 21 les causaron lesiones con arma blanca (puñal o machete), 12 murieron estrangulados, 11 los golpearon con algún objeto contundente y siete recibieron heridas de arma corto punzante.

Los 209 asesinatos de niños y menores que registra Medicina Legal en nueve meses de este año se cometieron en 80 municipios de todo el país.

La mayor parte de estos municipios corresponden a los departamentos de San Salvador (65 asesinatos), La Libertad (22), Usulután (20), Cuscatlán (18), Sonsonate (16), La Paz (15), y San Miguel (13). La ciudad capital, San Salvador, es la que registra el mayor número de homicidios de niños o menores, con 13 muertes violentas.

Le siguen San Miguel y Mejicanos con 11; Apopa y Armenia con ocho cada uno; y Colón, Ilopango, Jiquilisco, Nahuizalco, Santiago Nonualco, Soyapango y Usulután; registraron seis homicidios.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación