Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Niño herido de bala en la R-24A podría perder ojo

Bloom ha atendido a 12 infantes heridos de bala en lo que va del año Hay cuatro casos más que los atendidos hasta abril de 2013 y 2014

El niño de tres años fue alcanzado por una bala, el martes, cuando un delincuente mató al motorista de la Ruta 24-A, en Mejicanos. La tía del menor también murió. Foto EDH /Archivo

El niño de tres años fue alcanzado por una bala, el martes, cuando un delincuente mató al motorista de la Ruta 24-A, en Mejicanos. La tía del menor...

El niño de tres años fue alcanzado por una bala, el martes, cuando un delincuente mató al motorista de la Ruta 24-A, en Mejicanos. La tía del menor también murió. Foto EDH /Archivo

Dos días después de que un niño de tres años fuera alcanzado por una bala durante un ataque armado dentro de un microbús de la Ruta 24-A, los médicos del hospital Benjamín Bloom informaron ayer que la condición del infante es estable, pero advirtieron que podría perder un ojo.

Carlos Enrique Mena, jefe del Departamento de Epidemiología de ese hospital, dijo que a la víctima le ha quedado la esquirla del proyectil en el ojo derecho.

"El oftalmólogo tendría que ver si es factible o no la extracción (de la esquirla). No sabemos si habría perdido su ojito", sostuvo Mena.

El médico añadió que habrá que esperar los resultados de otros exámenes que se le practicarán al niño para determinar qué otros procedimientos deberán hacerle.

El martes pasado, el menor viajaba en la unidad de transporte, rumbo a Cuscatancingo, junto con su hermano y una tía.

Los tres iban sentados al lado derecho del asiento del motorista cuando fue el ataque.

Cuando el empleado de la Ruta detuvo la marcha a un costado de la Iglesia Católica de Mejicanos, para subir pasajeros, un delincuente se acercó a la ventana y asesinó a balazos a Henry Adalberto Guevara López, de 41 años.

La Policía señaló que los proyectiles también alcanzaron a Jasmín Ortiz, de 24, quien murió de inmediato. Su sobrino de tres años resultó gravemente lesionado y el otro niño resultó ileso.

Cuatro víctimas más que en 2013 y 2014

Las autoridades del hospital infantil se han mostrado preocupadas por el incremento de niños heridos de bala.

Las estadísticas de la institución revelan que entre enero y abril de 2013 y 2014 fueron atendidos ocho niños respectivamente por esta causa; mientras que este año el número se elevó a 12.

Las atenciones por esta causa han venido en aumento, según consta en los archivos periodísticos: 2012 cerró con 12 casos; 2013 lo hizo con 21 víctimas, mientras que hasta noviembre de 2014 se registraban 24.

De acuerdo con el reporte del centro médico, las víctimas atendidas en lo que va de 2015 estaban entre los 2 y 10 años. Nueve son niños y el resto niñas.

Tres de las víctimas tenían las lesiones en la cabeza; dos en los muslos; dos en las rodillas, uno en tórax, uno en el pie, uno en el rostro y otro en una nalga.

La fuente informó que afortunadamente todos los niños sobrevivieron.

El especialista reveló que cuatro de los menores atendidos en lo que va del año fueron lesionados de bala en Soyapango.

Atención psicológica

Los niños que son atendidos en el hospital Bloom por lesiones provocadas con arma de fuego también reciben un tratamiento psicológico.

Como parte del proceso de recuperación, las infantes reciben asistencia en la Oficina de Pediatría Social, donde se les ayuda a superar posibles traumas emocionales.

Según los especialistas en la materia, las víctimas pueden sufrir pesadillas, tener miedo por la noche, terror cuando escuchan sonidos que les recuerdan el ataque, ansiedad y ataques de pánico.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación