Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Niño encuentra 3 cadáveres en cañal San Vicente

Eran tres jóvenes entre 17 y 21 años

Los cuerpos de tres jóvenes asesinados fueron encontrados en este cañaveral en el cantón Agua Zarca, entre Tecoluca y Santa Cruz Porrillo. Foto EDH / R. Quintanilla

Los cuerpos de tres jóvenes asesinados fueron encontrados en este cañaveral en el cantón Agua Zarca, entre Tecoluca y Santa Cruz Porrillo. Foto EDH / R. Quintanilla

Los cuerpos de tres jóvenes asesinados fueron encontrados en este cañaveral en el cantón Agua Zarca, entre Tecoluca y Santa Cruz Porrillo. Foto EDH / R. Quintanilla

Un niño encontró ayer los cadáveres de tres jóvenes entre 17 y 21 años, en medio de un cañal en una finca en Santa Cruz Porrillo, jurisdicción de Tecoluca, en San Vicente.

Las autoridades señalaron que el triple homicidio se registró en el cantón Agua Zarca, entre los municipios de Tecoluca y Santa Cruz Porrillo, en San Vicente.

Según las primeras pesquisas, las víctimas tenían lesiones en la cabeza sin precisar con qué tipo de arma, "lo cierto es que tenían sangre en la cara".

Un oficial estimó que el hecho habría ocurrido entre las seis y siete de la mañana de ayer.

"Hay tres cuerpo de personas desconocidas en el río San Antonio, de aspecto joven, parece que tienen un impacto de bala en la cabeza, aunque todavía no se ha podido establecer con exactitud el tipo de arma utilizada", dijo un subcomisionado, quien por su seguridad negó identificarse.

Los cadáveres se encontraban atados de pies y manos, afirmó la Policía.

"Por la forma en que se encuentran y la ropa que los cubre, no se les ha podido ver si tienen tatuajes de pandillas", dijo el oficial.

"Los cuerpos estaban a unos cuatro kilómetros de la entrada de la hacienda barrio Nuevo", afirmó un policía que participó en las diligencias.

Las autoridades dijeron que el lugar de los hechos es punto limítrofe de las dos pandillas, pero la Policía no se aventuró a vincular a las víctimas con alguno de esos grupos.

Una familia llegó a la escena del triple homicidio en busca de un familiar que había desaparecido el domingo por la noche en la zona.

Se trata de Rolando Alexander Escoto, de 22 años, su familia tampoco quiso confirmar que perteneciera a alguna de pandillas.

El joven residía en cantón Vaquerano, de Santa Cruz Porrillo, San Vicente, junto a su compañera de vida, a unos dos kilómetros de donde lo habrían hallado muerto.

La madre de una de las tres víctimas afirmó que su hijo se dedicaba a trabajar en la agricultura. La señora dijo que desconocía quiénes acompañaban a su hijo el día que desapareció.

El padre de la víctima dijo a un agente que su hijo había sido capturado por la Policía el domingo por la noche.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación