Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Niña-madre apuñala a su bebé recién nacida en San Martín

Menor de 15 años asesinó a su hija luego de nacer

La bebé asesinada el domingo por su madre en una comunidad de San Martín fue sepultada ayer. Fotos EDH / Jorge Beltrán

La bebé asesinada el domingo por su madre en una comunidad de San Martín fue sepultada ayer. Fotos EDH / Jorge Beltrán

La bebé asesinada el domingo por su madre en una comunidad de San Martín fue sepultada ayer. Fotos EDH / Jorge Beltrán

"Michel del Carmen" se leía ayer en un trozo de papel, arrancado de algún cuaderno, sobre el ataúd de menos de un metro que contenían los restos de la niña que fue asesinada el domingo por su madre, una menor de 15 años, a quien llamaremos Sonia, quien ha dicho que fue embarazada por un hombre 14 años mayor que ella.

Michelle del Carmen vivió pocos minutos, segundos tal vez, pues su madre, quizá en un intento de ocultar su embarazo y la relación con Luis M. E. G. , quien por un tiempo fuera su padrastro, apuñaló múltiples veces a la neonata con el mismo cuchillo con el cual cortó el cordón umbilical, según cuentan parientes de la menor, que acudieron en su ayuda cuando la vieron desfallecer.

Fue un tío materno quien la vio salir del baño, ensangrentada y tratando de ocultar a la bebé. Pero en ese momento cayó. Le pidió a su tío que la ayudara a esconder el cuerpo del bebé, pero él se resistió: Lo siento, pero en esto no te puedo ayudar y tengo que avisar a la Policía, cuentan que le dijo el tío.

Y así fue. La Policía llegó a la casa, localizada en una lotificación, de esas donde las casas son construidas de forma desordenada, y se la llevaron a Sonia al hospital, pues aparentemente cuando cortó el cordón umbilical ella también se lesionó.

Hasta ayer, la menor permanecía hospitalizada bajo custodia policial mientras que las averiguaciones del caso continuaban.

Sospechoso de abuso sexual no está arrestado

Continuaban investigando. Eso es lo que habían dicho las autoridades a la familia de la menor y de la recién nacida, que ayer en la tarde fue sepultada en un cementerio público de San Martín.

En la casa de la familia de las dos menores y en el vecindario no son pocos los que señalan a Luis M. E. G. como el causante de ese crimen horroroso que fue cometido el domingo anterior en la mañana.

Luis convivió maritalmente, aunque nunca en la misma casa, con la madre de la menor de 15 años. De esa relación nació una niña.

El sujeto exigía que le llevaran a la hija todos los fines de semana a su casa, ubicada en una colonia de Ilopango.

De repente, unas parientes vieron un cambio significativo en el cuerpo de Sonia. A oídos de su madre llegaron rumores de que Sonia podría estar embarazada.

Pero la menor se enojaba cuando le preguntaban sobre el tema. Algunas parientes le pidieron que tuviera confianza en contarles, le dijeron que llegaría un momento en que no podría ocultar un embarazo. Si embargo, la menor solía disgustarse.

Tanto la madre como otros familiares cercanos suponen que fue en esas idas a dejar a la hermanita que Luis abusó de Sonia.

Pero antes del crimen cometido el domingo por Sonia, nadie sospechaba de él. Fue hasta ese día que en unas cuantas palabras que logró decir Sonia a parientes y autoridades, que señaló a Luis como el responsable de su embarazo.

Ese mismo día se supo, según fuentes policiales, que el sospechoso le había dado unas pastillas y supuestamente la había obligado a tomarlas para que abortara.

De acuerdo con la familia, la bebé ya estaba bien formada, por lo que suponen que había cumplido los nueve meses o le faltaba muy poco.

Ayer los familiares de Sonia estaban desconcertados y ansiosos por saber si Luis sería capturado y cuándo.

En cuanto a Sonia, parientes y vecinos creen que estaba fuera de razón cuando apuñaló a su bebé. La describen como una adolescente cariñosa con los niños. El crimen ha horrorizado a la comunidad donde vive Sonia. Un lugar dominado por la pandilla 18, algo que también podría haber influido para que la menor se resistiera a revelar su embarazo, pues Luis, según dicen personas que lo conocen, es miembro de la mara Salvatrucha, aunque fuentes policiales indican que no lo tienen registrado como tal.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación