Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Niña duerme con sus padres asesinados

Después de unas 10 horas avisó a su abuela que vive a dos kilómetros

Policías inspeccionan la escena del doble homicidio ocurrido ayer en el barrio El Calvario en el municipio de Villa El Carmen, Cuscatlán. Una de las víctimas era un presunto pandillero que se había salvado de un triple asesinato en San Pedro Perulapá

Policías inspeccionan la escena del doble homicidio ocurrido ayer en el barrio El Calvario en el municipio de Villa El Carmen, Cuscatlán. Una de las víctimas era un...

Policías inspeccionan la escena del doble homicidio ocurrido ayer en el barrio El Calvario en el municipio de Villa El Carmen, Cuscatlán. Una de las víctimas era un presunto pandillero que se había salvado de un triple asesinato en San Pedro Perulapán. Foto EDH / Jorge Reyes.

Una niña de cinco años escuchó cuando tres sujetos asesinaron a sus padres el sábado en la noche a machetazos. Pasó junto a los cadáveres durante varias horas y ayer en la mañana, salió de su casa y caminó más de dos kilómetros para avisarle a su abuela.

"La niña dice que estuvo rezando para que sus padres despertaran. Ya hablamos con ella y está protegida por la Policía. Le daremos ayuda sicológica", afirmó un investigador que participó en la investigación.

El doble asesinato se perpetró en el barrio El Calvario del municipio de Villa El Carmen, en Cuscatlán.

La Fiscalía identificó a las víctimas como Alberto Alexander López Vásquez y Bessy Judith Merino Ramos.

López Vásquez era originario del municipio de San Marcos, en San Salvador, y su pareja de Villa El Carmen.

La Fiscalía e investigadores aseguraron que el sujeto pertenecía a la pandilla 18 y era sobreviviente de un triple homicidio cometido en San Pedro Perulapán, semanas atrás.

Las dos víctimas fueron asesinadas a machetazos en el cuello. El cadáver de la mujer quedó junto al de su marido.

En otros hechos de violencia, en San José Guayabal, también pereció un hombre que, según la Policía, era un indigente que solía andar ebrio, se presume que personas con las que departía lo mataron.

Además un supuesto cabecilla de la pandilla 18 fue asesinado la madrugada de ayer por un grupo armado en la colonia Judea, en Cojutepeque, siempre en Cuscatlán.

El hombre fue identificado por la Fiscalía como Diego José Delgado Morales, de 18 años. El ataque fue dentro de su vivienda.

También Ovidio Santamaría García, de 62 años, fue asesinado con arma blanca, la madrugada de ayer. Su cadáver fue descubierto por los lugareños a las 6:00 de la mañana, en la 47 avenida Sur, en la colonia Luz, en San Salvador.

Santamaría García fue abandonado cerca de una cantina que presuntamente frecuentaba.

En la escena se observaban rastros de sangre, lo que hizo suponer a las autoridades que el hombre fue arrastrado más de un metro para que su cuerpo quedara justo bajo un grafiti de la mara Salvatrucha.

Los investigadores detallaron que por el lugar donde los homicidas dejaron el cadáver, se sospecha que querían dejar un mensaje.

Algunas personas que dijeron conocer a Santamaría aseguraron que vivía solo y se dedicaba a hacerle mandados a algunos de sus vecinos.

Matan a mecánico que abandonó la mara

En otro hecho de violencia, cometido en el cantón Los Pérez, en Concepción Quezaltepeque, Chalatenango, murió Enoc Valiente Rodríguez, de 30 años.

La víctima, quien trabajaba haciendo estructuras metálicas, fue atacada a balazos por un grupo de hombres.

La Policía sostuvo que Valiente supuestamente desertó de una pandilla y hace varios meses llegó a vivir a esa zona procedente de Apopa.

Más tarde, en el mismo departamento, pero en Nueva Concepción, otro hombre fue ultimado a balazos frente a un centro recreativo.

La víctima fue identificada como Pedro Alfonso Tejada Castro, de 50 años, empleado de una funeraria de la zona.

También en la calle principal del caserío Las Garcitas, del cantón Potrero Grande, en El Paisnal, fue atacado a balazos un joven que no pudo ser identificado, detallaron las fuentes policiales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación