Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sonsonate

Nahulingo llora a Eduardo Escobar Guzmán, su sastre

Eduardo Escobar Guzmán confeccionaba vestidos de novia, fiestas rosas, uniformes de bandas de Paz y ajustaba los uniformes de los policías

Nahulingo llora a su sastre

Eduardo Escobar Guzmán, de 46 años era el único sastre del pueblo. Desde pequeño su madre le descubrió sus dotes para la costura hasta que lo hizo un...

Eduardo Escobar Guzmán, de 46 años, era el único sastre del pueblo. Desde pequeño su madre le descubrió sus dotes para la costura hasta que lo hizo un profesional. El lunes pasado a las 9:00 de la noche Nahulingo perdió a Chilín, el sastre del pueblo. 

Ayer el cuerpo del profesional de la costura fue velado en la misma casa donde varios sujetos le quitaron la vida a balazos. Las perforaciones de bala en la pared de la casa de habitación evidenciaban el brutal ataque a quemarropa. 

Las detonaciones alertaron a los pobladores cantón El Guayabo, Nahulingo, Sonsonate. Los sujetos dispararon desde la puerta principal, sin embargo, cuando vieron que Don Guayo estaba vivo, entraron a rematarlo.

Algunos vecinos intentaron auxiliar a Chilin pero ya estaba muerto. Sólo encontraron a su mascota, una lora que desde ayer, no repite palabras como don Guayo le había enseñado. La niña, como cariñosamente le llamada la víctima, parece que ha sentido la muerte de su amo.

Ayer sus familiares preparaban las exequias de su pariente. El sastre fue velado en el mismo lugar donde por años vistió a muchos sonsonatecos y donde fue ultimado a tiros. Temprano, un vecino encnedió dos velas para iluminar una esquina de la modesta casa.

La policía aún no tiene mucho sobre la muerte del sastre. Fuentes policiales sospechan que su muerte se debió al desagrado de los pandilleros de la zona porque Chilín les ajustaba los uniformes a los policías del municipio.  

El legado de trabajo de Chilin ha quedado por todo Sonsonate, Estados Unidos y otros lugares. Por años los trajes y uniformes que vistieron las bandas de Paz del Instituto Thomás Jefferson fueron confeccionados por él.

También cofeccionó vestidos de novia, de fiestas rosas y trajes de graduación. Elaboraba los uniformes de los empleados de las alcaldías, empresas, bancos y ajustaba los uniformes de los policías. Todos buscaban a Chilín, el sastre del pueblo. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación