Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mueren tres mareros al enfrentarse a Policías

Luego de siete horas de intercambio de disparos de forma intermitente, la Policía sometió a siete mareros que en la madrugada asesinaron a un estudiante de enfermería. 

Tres mareros muertos y cuatro capturados fue el saldo que dejó ayer un enfrentamiento con policías en el cerro El Carmen, cantón Los Llanitos, Ayutuxtepeque.

Tres mareros muertos y cuatro capturados fue el saldo que dejó ayer un enfrentamiento con policías en el cerro El Carmen, cantón Los Llanitos, Ayutuxtepeque. | Foto por Jaime Anaya

Tres mareros muertos y cuatro capturados fue el saldo que dejó ayer un enfrentamiento con policías en el cerro El Carmen, cantón Los Llanitos, Ayutuxtepeque.

La ejecución de Moisés Abraham Hernández Ruiz,  de 18 años, un estudiante de enfermería, desató ayer una persecución policial contra siete miembros de la Mara Salvatrucha (MS-13) que se saldó con la muerte de tres de ellos y cuatro capturados, según informó ayer la Policía Nacional Civil  (PNC) y la Fiscalía General de la República (FGR).

De acuerdo con un subinspector que participó en la persecución, Hernández Ruiz fue asesinado en la casa 31 de la lotificación San Carlos, en el cantón Los Llanitos, municipio de Ayutuxtepeque, por un grupo de hombres que llegaron ayer en la madrugada a la casa del joven, aparentando ser policías.

Según el oficial, el  estudiante fue sacado de su vivienda y asesinado de varios disparos, frente a su familia. 

Sin embargo, una patrulla policial fue alertada sobre ese homicidio y al aproximarse al lugar se enfrentó a tiros con el grupo de mareros quienes al verse descubiertos,  trataron de escapar  subiendo al cerro El Carmen.

La patrulla policial pidió refuerzos para continuar la persecución y pronto fue apoyada por unidades especiales de la Policía, incluyendo un helicóptero que sobrevoló por varias horas las estribaciones del mencionado cerro.

Vecinos de la zona del cantón Los Llanitos, lotificaciones y colonias próximas indicaron que desde aproximadamente las 3:00 de la madrugada comenzaron a escuchar intercambio de disparos de forma intermitente.

Las balaceras en ese sector, según vecinos, son cosas de todas las noches, pero la de ayer fue algo anormal. Dejaron de escuchar disparos hasta cerca del mediodía.

Varios residentes de la zona tuvieron que caminar largos trechos pues la policía impidió el paso vehícular por la zona. Decenas de peatones vivieron momentos de angustia al desatarse una balacera cuando ellos caminaban por el cantón Los Llanitos

Los tres muertos

De acuerdo con fuentes policiales, dos de los mareros muertos ayer tras el intercambio de disparos, fueron reconocidos por testigos como los que participaron en la ejecución de Hernández Ruiz.

Según  testimonios de la Policía, tanto los tres muertos como los tres capturados, son conocidos miembros de la MS-13 que operan en la residencial las Terrazas,  Los Llanitos y la misma lotificación San Carlos, donde mataron al estudiante.

No obstante, hasta ayer en la tarde se desconocía el motivo por el cual el grupo de mareros asesinó a Hernández Ruiz.

Al respecto, tanto las autoridades como la familia de la víctima se mostraron reacios a hablar con periodistas. Estos últimos argumentaron sentir temor.

De acuerdo con las autoridades, los tres hombres murieron como consecuencia del enfrentamiento con elementos policiales, pues los pandilleros, al sentirse acorralados se atrincheraron cerca de un tanque de agua potable que funciona en la zona.

La policía se vio en la necesidad de apostar francotiradores en diversos puntos.

Al cierre de esta nota, las autoridades no habían establecido la identidad de ninguno de los tres mareros muertos.

Fusiles de alto calibre

Además de los tres mareros muertos y los cuatro capturados, las autoridades reportaron el decomiso de cuatro fusiles M-16 y un AK-47, así como pantalones y gabachas similares a las que usa la Policía y una pistola calibre 9 mm., según informó ayer en la tarde el director de la PNC, Mauricio Ramírez Landaverde, durante una conferencia de prensa.

Ramírez Landaverde ser regocijó de que entre los elementos policiales que participaron en el operativo no se registraran bajas que lamentar.
Al mismo tiempo, felicitó a todas las unidades que participaron en la persecución de los mareros y los instó a seguir actuando de esa manera.

Siete horas, más de 100 policías

A  medida que avanzaba la mañana, más y más policías se unieron a la persecución de los mareros quienes se parapetaron y en varias ocasiones dispararon sus armas contra los policías.

Sin embargo, las autoridades tardaron aproximadamente siete horas en reducir al grupo de siete mareros.
A media mañana, un gran sector del cerro El Carmen había sido rodeado por decenas de policías, sin embargo, según pudieron constatar varios periodistas, los policías vacilaron en avanzar hacia donde se suponía estaban atrincherados los delincuentes mareros.

Una columna de militares intentó tomar la iniciativa pero fue contenida por elementos policiales. Al final, las fuerzas militares se mantuvieron solo a la expectativa, mientras los policías mantenían el cerco.

De acuerdo con fuentes policiales, las autoridades creyeron que en el lugar podría haber decenas de mareros pues en el sitio donde fueron abatidos los tres,  es un sector donde noche a noche acampan unos cuarenta hombres armados, según la información que recabaron con vecinos de diversas comunidades.

De acuerdo con vecinos de ese sector de  Ayutuxtepeque,  todas las noches ven pasar columnas de entre cinco y 10 hombres armados que pasan la noche en casas abandonadas en las faltas del referido cerro. La noche del sábado no fue la excepción, dijeron.

El lado oriente del cerro El Carmen también conocido como Los Cusucos, según lugareños, es un territorio controlado por la MS-13 cuyos dominios abarcan todo el sector de Mariona y Parte de Ciudad Delgado.

En tanto que el sector poniente y norte de la mencionada elevación, es territorio controlado por la Pandilla 18, cuyo bastión principal es la residencial Santísima Trinidad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación