Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mueren 5 pandilleros en ataques contra PNC

Un enfrentamiento fue en el cantón Agua Zarca, de Ilobasco Entre los muertos está un cabecilla de la mara Salvatrucha

Mujeres observan el lugar donde dos pandilleros murieron en enfrentamiento con policías, en Ilobasco. Las autoridades decomisaron dos armas de fuego en al escena. Foto EDH / Douglas Urquilla.

Mujeres observan el lugar donde dos pandilleros murieron en enfrentamiento con policías, en Ilobasco. Las autoridades decomisaron dos armas de fuego en al escena. Foto EDH / Douglas...

Mujeres observan el lugar donde dos pandilleros murieron en enfrentamiento con policías, en Ilobasco. Las autoridades decomisaron dos armas de fuego en al escena. Foto EDH / Douglas Urquilla.

Un cabecilla de la mara Salvatrucha y uno de sus colaboradores murieron ayer en un enfrentamiento con agentes de la Policía Rural en Ilobasco, Cabañas.

Otro delincuente que estaba en el lugar salió ileso en la balacera y fue capturado.

El incidente se registró a las 6:45 de la mañana, frente a una tienda situada en el caserío El Gavilán, cantón Agua Zarca.

El jefe de la mara que murió en el intercambio de disparos fue José Manuel Lara Núñez, de 25 años, (a) "El Cabra".

Su "guardaespaldas", como lo calificó la Fiscalía, únicamente fue identificado como Carlos, de unos 20 años.

Según la versión policial, los delincuentes estaban en el negocio y desde ahí dispararon contra los agentes cuando los vieron pasar por la calle.

Algunos policías que se enfrentaron con los sujetos relataron que solo Manuel y Carlos portaban armas de fuego, las cuales fueron halladas en la escena, según las fuentes.

El tercer delincuente estaba desarmado y se lanzó al piso, luego fue aprehendido.

Algunos lugareños y parientes de Lara admitieron que él era pandillero, pero aseguraron que no molestaba a los pobladores del cantón, que por el contrario, "los protegía".

"En el caserío Los Cañas a toda la gente renteaban (extorsionaban) pero desde que "El Cabra" vino de Estados Unidos les ordenó a los demás que dejaran de cobrarle a la gente", dijo una pobladora.

Sobre Carlos dijeron que no era de la zona y que tenía problemas mentales.

Otros lugareños sostuvieron que la presencia de mareros en el cantón los ponía en peligro, pues podían llegar delincuentes rivales y atentar contra cualquier residente, creyendo que pertenecían a grupos delictivos y así podían pagar "justos por pecadores".

A Lara y a su colaborador, la Policía les atribuían varios homicidios. Algunos policías dijeron que la gente que estaba indignada por la muerte de los dos pandilleros eran quienes los protegían y los alertaban cuando veían llegar patrullas.

Otros tres delincuentes murieron en Usulután

En Jucuapa, Usulután, murió José Misael Sura, de 17 años. El Ministerio Público informó que el adolescente, junto con otros sujetos que pertenecen a la pandilla 18, dispararon contra soldados que hacían un patrullaje en la zona.

Más tarde, en el mismo departamento, pero en el municipio de Tecapán, perdió la vida un delincuente durante un enfrentamiento con policías. Al cierre de esta nota, el hombre no había sido identificado.

Mientras que en el cantón Chapetones, en Ozatlán, Usulután, se registró otro intercambio de disparos entre policías y delincuentes.

Las autoridades informaron que unos 15 pandilleros estaba reunidos planificando fechorías cuando vieron pasar una patrulla y le hicieron varios disparos.

Los agentes se defendieron de la agresión y en el tiroteo, que duró varios minutos, murió uno de los delincuentes.

Fuentes policiales dijeron que bajo el cadáver del pandillero fue encontrada el arma de fuego con la que atacó a los policías.

Por la tarde, las autoridades informaron que otro delincuente murió entre el límite de San José Villanueva y Huizúcar, en La libertad, tras atacar a un grupo de policías.

Otros hombres que acompañaban al marero lograron escapar. La Policía recuperó dos armas de fuego en la escena.

Hato Hasbún, comisionado de Seguridad, manifestó ayer — tras participar en la sesión de la Asamblea Legislativa— que las pandillas estarían incrementando las muertes violentas para llamar la atención de las delegaciones internacionales que asistirán el fin de semana a la beatificación de monseñor Óscar Arnulfo Romero. Ayer se registraron al menos 16 homicidios en todo el país.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación