Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mueren dos supuestos pandilleros que se enfrentaron con la PNC

 Incidente fue en el cantón Huiziltepeque, en San Pedro Perulapán

ctv-a4v-3be3ea87-466d-4df6-8a6a-e15b58f187f8

La vivienda donde fue el enfrentamiento entre policías y delincuentes está deshabitada desde hace varios meses. Los pandilleros de la 18 la usaban para planificar hechos delictivos. | Foto por Douglas Urquilla

Dos presuntos delincuentes murieron ayer en un enfrentamiento con policías en el caserío Tasajera, del cantón Huiziltepeque, en San Pedro Perulapán, Cuscatlán.

La balacera fue registrada, antes del mediodía, en una vivienda abandonada que era utilizada por la pandilla 18 (del ala Sureña) para planificar sus delitos, informaron las autoridades.

Los muertos fueron identificados como Jorge Alberto Iraheta Morales, de 21 años. A él le apodaban Blister y residía en la localidad. El otro era Denis Vladimir C. R, de 15., originario del cantón El Limón, también de San Pedro Perulapán.

Preliminarmente se supo que un grupo de agentes que patrullaba la zona vio a los delincuentes portando un fusil M-16 y los persiguieron. Al verse acorralados, los pandilleros se ocultaron en la casa destroyer ahí les habrían disparado a los agentes.

Las autoridades terminaron de procesar la escena hasta las 5:30 de la tarde.

En junio pasado, en  el referido cantón, otros seis pandilleros de la misma estructura delincuencial murieron al enfrentarse a balazos con un grupo de policías y soldados.

Asimismo, tres pasajeros de un bus de la Ruta 144 fueron acribillados y varios resultaron heridos cuando unos pandilleros dispararon contra la unidad, cuando esta circulaba por el cantón Huiziltepeque. El ataque fue cometido en septiembre.

Fuentes policiales manifestaron que a esta estructura de la pandilla 18 se le atribuye varios casos de extorsión, así como asaltos en la carretera Panamericana.

San Pedro Perulapán ha estado ubicado, en repetidas ocasiones, entre los municipios más violentos, en el año lleva más de 100 homicidios.

Las autoridades atribuyen la mayoría de muertes a las disputas de territorios de las pandillas.

En  la carretera a Suchitoto, en el puente Las Guaras, un supuesto pandillero resultó lesionado en otro enfrentamiento con policías.

La noche del lunes también fueron ultimados a balazos tres presuntos pandilleros en la residencial San Pedro, en Mejicanos. Elio Escalante, Vladimir Herrera y Edwin Echegoyén estaban reunidos frente a una tienda cuando varios hombres los llegaron a matar.  

Las autoridades no revelaron si el triple homicidio lo habrían cometido integrantes de la misma pandilla o si estuvieron involucrados delincuentes rivales.

Asesinan a vigilante
Domingo Antonio Martínez , de 35 años, quien trabajaba como vigilante en el mercado  Central de San Salvador, fue asesinado en calle hacia el cantón Dolores  Apulo, en Ilopango.

Según sus vecinos,  Domingo se estaba preparando para salir rumbo al  trabajo cuando fue atacado a balazos.

La Policía descartó que al vigilante lo mataran por robarle, pues en la escena fue encontrada su arma de fuego.

En las últimas dos semanas, varios vendedores han sido asesinados en la zona del mercado Central, se desconoce si el homicidio de Martínez, estaría ligado con dichas muertes violentas.

Las autoridades también reportaron el homicidio de Raúl Antonio Velásquez Tobar, de 37 años. El hombre fue encontrado asesinado en el jardín de la casa 866, situada en la 39 avenida Norte, de la colonia San José, cerca del redondel Torogoz, en la calle San Antonio Abad, en San Salvador.

La víctima tenía tres días de estar habitando en el inmueble, según relató a las autoridades la persona encargada de alquiler de la vivienda.  La Policía determinaron que Velásquez murió lapidado pues cerca del cadáver había piedras de gran tamaño ensangrentadas.

A la escena llegaron varias personas que dijeron ser amigas del hombre y se limitaron a decir que era comerciante.   Otros homicidios En Colón, La Libertad, fue encontrado el cadáver de Rudy Alberto Molina, de 37 años.  

El hallazgo fue hecho, por la mañana, en la colonia Campos Verdes II, sector del punto de buses de la Ruta 79. Las autoridades no determinaron el móvil del homicidio; la víctima residía en el barrio Santa Anita, en San Salvador.

Horas después, en el mismo municipio, otro hombre fue asesinado en la pasarela situada en el kilómetro 21 de la autopista Los Chorros, cerca del cantón El Cobanal. Mientras que Cristóbal Argueta Amaya, de 38 años, fue asesinado en el cantón San Diego, de San Antonio del Mosco, San Miguel.

Preliminarmente se supo que la víctima tenía pocos meses de haber sido deportada de Estados Unidos. Se desconoce si era integrante de grupos delincuenciales.

La Policía y el Ministerio Público también procesaron la escena donde fue ultimado un supuesto delincuente  apodado Choco. La muerte violenta fue en el barrio El Calvario, Santiago Texacuangos, al sur de San Salvador.

En el cantón Las Flores, de Jayaque, La Libertad, fue registrada otra muerte violenta. La víctima fue un hombre, a quien las autoridades no identificaron. Un hombre también fue asesinado en el cantón Los Llanitos, en Ilobasco. La víctima tenía 38 años y fue atacada con arma de fuego.
 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación