Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mueren dos delincuentes que atacaron a policías en Ilopango

Algunos lugareños aseguraron que la zona es utilizada por delincuentes como un campo de entrenamiento

En la escena donde dos pandilleros de la MS y policías se enfrentaron ayer, a balazos, fue encontrado un fusil AK-47 y un revólver. Foto EDH / Húber Rosales.

En la escena donde dos pandilleros de la MS y policías se enfrentaron ayer, a balazos, fue encontrado un fusil AK-47 y un revólver. Foto EDH / Húber...

En la escena donde dos pandilleros de la MS y policías se enfrentaron ayer, a balazos, fue encontrado un fusil AK-47 y un revólver. Foto EDH / Húber Rosales.

José Manuel Martínez Arévalo, de 24 años, y un adolescente de 17 murieron ayer en un ataque contra policías en la lotificación Lomas de Changallo, en el cantón San José Changallo, en Ilopango.

Ambos sujetos eran integrantes de la mara Salvatrucha. Fuentes policiales sostuvieron que uno de ellos era cabecilla de la estructura.

En la escena, cerca de los cadáveres, fueron encontrados un fusil AK-47 y un revólver con los que atacaron a los oficiales, según una delegada de la Fiscalía General.

El enfrentamiento fue registrado a las 5:45 de la mañana. Los policías llegaron a la zona tras recibir información de que ahí estaban reunidos los delincuentes.

Según el reporte del Ministerio Público, los pandilleros intentaron escapar al ver a los agentes, cuando estos les ordenaron que se detuvieran los hombres los atacaron a balazos.

Preliminarmente se rumoró que la zona era utilizada por la estructura delincuencial como campo de entrenamiento. Sin embargo, la fiscal que procesó la escena manifestó que es una zona agrícola, pero como está contigua a la colonia Vista Lago (que es asediada por la mara Salvatrucha) les sirve a los delincuentes como una ruta de escape.

Por su parte, algunos familiares y vecinos de los hombres negaron que pertenecieran a pandillas y aseguraron que se dieron a la fuga al ver a los agentes porque, cada vez que los encuentran, abusan de su autoridad y los vapulean.

En otro hecho, la Policía informó que otro pandillero murió en un enfrentamiento similar en el caserío Puertas Negras del cantón La Montañita, en Turín, Ahuachapán.

En la balacera , un policía sufrió una lesión que no es grave. Además, un cómplice del delincuente fue aprehendido cuando intentaba escapar.

Marero muerto ligado a homicidio de vigilante

Fuentes policiales señalaron que uno de los dos delincuentes que perdieron la vida en Ilopango estaba vinculado al asesinato de un vigilante privado, cometido el 5 de junio en el referido municipio. Sin embargo, esta versión no fue confirmada ayer por las autoridades.

Se supo que el señor trabajaba dando seguridad en una agencia bancaria y fue interceptado por dos delincuentes cerca de un parque, cuando se dirigía a su casa.

Los delincuentes lo habrían matado de varios disparos en represalia porque uno de ellos presuntamente tenía una relación sentimental con una hija de la víctima.

El delincuente y la joven, según fuentes policiales, tenían pocos días de estar viviendo bajo el mismo techo.

El padre de ella se oponía a esa relación y, una semana antes del ataque, él había llegado a la casa del delincuente para llevarse a su hija.

Policías en alerta por ataques de pandilleros

En los últimos días, las autoridades han registrado un incremento de ataques de las estructuras delincuenciales contra policías y militares.

Fuentes de ambas instituciones han asegurado que hay informes de inteligencia que revelan que las pandillas han recibido órdenes de sus cabecillas de atacar a los encargados de la seguridad pública para presionar al Gobierno y con ello obtener privilegios.

Muestra de este recrudecimiento de los delincuentes, un policía que estaba de licencia fue asesinado, ayer por la tarde, en la colonia El Tikal, en Apopa. Mientras que la noche del martes, dos policías resultaron heridos en un ataque cometido por mareros en Quezaltepeque, La Libertad (Ver nota en la siguiente página).

El lunes anterior, otro policía que estaba destacado en la División de Protección a Personas Importantes fue ultimado a balazos cerca de su vivienda, en la colonia Nueva Apopa.

El agente, aparentemente, ya había sido amenazado por pandilleros. Las autoridades presumen que el homicidio está relacionado con el trabajo que él desempeñaba.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación