Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mueren cuatro supuestos homicidas de dos policías

Los delincuentes eran de la pandilla 18 y perdieron la vida al enfrentarse a balazos con agentes en Suchitoto y Apopa. Les decomisaron 7 armas 

doble-en-suchitoto

Cuatro pandilleros de la 18 se enfrentaron con policías en el cantón Asunción, de Suchitoto. Dos de ellos murieron. | Foto por Diana Escalante

En dos hechos diferentes, cuatro pandilleros de la 18 murieron ayer al enfrentarse con policías en Suchitoto y Apopa.

Los cuatro delincuentes, según las autoridades, tenían orden de captura por varios homicidios: dos de las víctimas eran policías.

A las 6:50 a.m., cuatro pandilleros de la 18 se enfrentaron a balazos con los agentes en el cantón Asunción, de Suchitoto, Cuscatlán. 

La Fiscalía informó que  Efraín Duvand Dubón Rivera, de 18 años, y René Landaverde García, de 19, murieron en la escena. 
Mientras que Douglas Alexánder Mejía, de 18, fue capturado, y el otro escapó.

El Subdirector de Áreas Especializadas de la Policía, Evaristo Padilla, informó que estos delincuentes habrían participado en el asesinato del cabo Ernesto Rodríguez Martínez.

La víctima, quien estaba destacada en la División de Medio Ambiente, fue ultimada el 18 de abril pasado, en el cantón La Haciendita, cerca de donde fue el enfrentamiento.En la escena fueron encontradas dos pistolas.

Los parientes de Dubón y Landaverde dijeron que ellos se dirigían a limpiar una presa de la zona cuando los policías los mataron.

La Fiscalía informó que uno de los hombres tenía un número 18 grande tatuado en la espalda y  una pariente del otro,  admitió que él tenía mucho tiempo de estar en la pandilla.

En la madrugada, la Policía llegó a la lotificación Los Almendros, del cantón Guaycume, en Apopa, en busca de dos pandilleros reclamados por cuatro homicidios, robo y extorsión.

Los agentes fueron recibidos a balazos por Javier Ernesto Castillo y José Francisco Castro, los delincuentes a los que iban a capturar.

Los hombres murieron en la balacera y les decomisaron un fusil M-16, cuatro pistolas y droga.

Tras el incidente, decenas de policías buscaron por aire y tierra a otros delincuentes. Se desconoce si hubo detenciones.

Según el comisionado Padilla, entre las víctimas de estos delincuentes estaba el policía Daniel Velásquez Martínez, asesinado el 22 de diciembre de 2014.

El ataque fue cometido en el cantón El Jocote, de San Matías, en La Libertad. El agente prestaba servicio en la División de Cumplimiento de Disposiciones Judiciales (DCJ).

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación