Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mueren cinco niños y nueve adultos en accidente vehicular

Más de 20 personas que habían asistido a un entierro iban en pick up que colisionó con una rastra en Santa Ana

La colisión entre el pick up con más de una veintena de pasajeros y una rastra ocurrió en el desvío a la colonia Santa Isabel, en la calle antigua de Santa Ana a San Salvador. Fotos EDH /Iris Lima

La colisión entre el pick up con más de una veintena de pasajeros y una rastra ocurrió en el desvío a la colonia Santa Isabel, en la calle...

La colisión entre el pick up con más de una veintena de pasajeros y una rastra ocurrió en el desvío a la colonia Santa Isabel, en la calle antigua de Santa Ana a San Salvador. Fotos EDH /Iris Lima

Un fatal accidente de tránsito en el que estuvieron involucrados una rastra y un pick up acabó ayer con la vida de catorce personas, entre ellas cinco menores de edad.

Un delegado de la Policía informó que otros cinco pasajeros resultaron lesionados y están ingresados en un hospital en condición crítica.

La tragedia ocurrió ayer por la tarde, en la carretera antigua que desde Santa Ana conduce hasta San Salvador, en el desvío a la colonia Santa Isabel.

Las autoridades informaron que más de una veintena de personas se dirigía a sus viviendas —en la comunidad Divina Providencia, del cantón Primavera— tras asistir a un entierro en el cementerio de la localidad.

Cuando el vehículo liviano circulaba por la zona donde ocurrió el percance, el conductor de la rastra iba saliendo de una gasolinera, pero el automotor presentó un desperfecto mecánico que le impidió al conductor detener la marcha y embistió al pick up.

El automóvil volcó y la mayoría de personas quedó atrapada debajo del vehículo.

Algunos de los ocupantes murieron de inmediato y otros sobrevivieron porque decenas de ciudadanos que pasaban por el lugar se apresuraron a auxiliarlos.

La gravedad de las lesiones de algunos pasajeros provocó que murieran en el trayecto al hospital y los demás mientras recibían atención médica.

La Policía aseguró que el motorista del vehículo pesado fue detenido en la escena de los hechos y será acusado de homicidio culposo (no intencional).

Al lugar llegó el alcalde de Santa Ana, Mario Moreira, para ofrecer ayuda a los familiares de las víctimas.

Las autoridades tuvieron dificultades para procesar la escena y reconocer los cadáveres porque horas después del hecho cayó una tormenta. Hasta las 8:00 de la noche se desconocían las identidades de las víctimas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación