Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Muere un policía tras frustrar asalto y matar a dos ladrones en bus

El agente iba como pasajero en la ruta 302 cuando pandilleros se subieron a robar. La víctima se dirigía a trabajar hacia San Salvador

Esta es la unidad donde viajaba el policía y que fue abordada por mareros para asaltar a los usuarios. Foto EDH / M. VillaltaLos cadáveres del agente del PPI, Jorge Jiménez Orellana, y de dos pandilleros de la 18 quedaron sobre el carril que de la zo

Esta es la unidad donde viajaba el policía y que fue abordada por mareros para asaltar a los usuarios. Foto EDH / M. VillaltaLos cadáveres del agente del...

Esta es la unidad donde viajaba el policía y que fue abordada por mareros para asaltar a los usuarios. Foto EDH / M. VillaltaLos cadáveres del agente del PPI, Jorge Jiménez Orellana, y de dos pandilleros de la 18 quedaron sobre el carril que de la zona oriental del país conduce hacia la capital, Sa

Un agente de la Unidad de Protección a Personalidades Importantes (PPI) de la Policía Nacional Civil (PNC) murió el martes tras enfrentarse con varios delincuentes que asaltaban a usuarios de un bus de la ruta 302, que circula entre Usulután y San Salvador.

Cuando la unidad transitaba por la colonia Las Noventa, en el kilómetro 75 de la carretera El Litoral, en Santa Cruz Porrillo, Tecoluca, San Vicente, unos ocho hombres abordaron el automotor y comenzaron a despojar a los usuarios de sus pertenencias a punta de pistola y cuchillos.

Fuentes allegadas a la investigación sostuvieron que cuando los asaltantes, miembros de la pandilla 18, se disponían a bajar de la unidad, el agente Jorge Alberto Jiménez Orellana, de 49 años, quien viajaba como pasajero, los siguió y les disparó con su arma de equipo. Los ladrones también abrieron fuego contra él.

Jiménez logró matar a dos delincuentes e hirió a un tercero, pero él también fue alcanzado por las balas de los mareros y pereció en el lugar. Otro hombre que presuntamente era usuario de la unidad resultó herido, según la Policía y la Fiscalía.

Los tres cadáveres quedaron a un costado de la carretera, dos de ellos separados unos 500 metros uno del otro.

La Policía identificó a los asaltantes muertos como Melvin Ernesto Santamaría, alias El Mongol, de 24 años, y Mauricio Fernández Domínguez, de 22. Mientras que el delincuente que resultó herido es Luis Ángel García, de 19.

El incidente se registró a las 4:45 de la mañana, a un kilómetro del puesto policial de Santa Cruz Porrillo.

Tras la balacera, el chofer de la unidad la condujo hacia esa sede donde algunos testigos, presos del nerviosismo, dieron su versión de lo ocurrido.

Varias horas después del enfrentamiento, investigadores policiales buscaban evidencia entre unos matorrales cercanos a la escena, pues se sospechaba que el resto de delincuentes había lanzado ahí gorros pasamontañas y las armas que portaban.

Agente iba a trabajar

El agente Jiménez Orellana estaba destacado en un consulado y el martes salió de madrugada de su casa, en una colonia de Usulután, porque debía ir a relevar del turno a un compañero.

Ese día, agentes que custodiaban la escena del triple homicidio se referían a Jiménez como "el pasajero", porque hasta ese momento desconocían que se trataba de un oficial PPI, ya que aún unas cinco horas después del enfrentamiento ningún familiar lo había llegado a reconocer ni le hallaron sus documentos de identificación.

"Presumimos que él (Jiménez) es el pasajero, porque anda vestido bien formal y se ve mayor, en cambio los otros dos tienen apariencia de pandilleros y están bien cipotes", dijo uno de los policías en la escena.

El mismo agente dijo que hasta ese momento no se tenía certeza de quién había matado a los delincuentes, pero de haber sido un miembro de la Policía se sabría por el tipo de casquillos que se localizaran en el lugar.

Más homicidios

El cadáver de Juan Carlos Sánchez Luna, de 39 años, fue hallado ayer en el cantón El Porvenir, en Santo Tomás, San Salvador.

Según las autoridades, la víctima fue lapidada en horas de la madrugada, tras haber estado departiendo por la noche con otros hombres en la calle principal del cantón.

Mientras que en Usulután se registraron dos asesinatos: Alcides Castillo, de 27 años, fue ultimado a balazos en el cantón La Peña. Se desconoce quiénes y por qué lo mataron. Mientras que un supuesto expandillero fue asesinado en la colonia El Vaticano, del municipio de Puerto El Triunfo.

Además un hombre de 33 años y una joven, de 18, fueron heridos de bala en un intento de asalto, en el cantón Palo Pique, Ahuachapán.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación