Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Muere pandillero en Izalco en enfrentamiento con PNC

Horas antes, autoridades admitieron incremento de homicidios en Sonsonate

El cadáver de un hombre, de unos 20 años, fue encontrado en comunidad Argentina, en Soyapango. Foto EDH / Douglas Urquilla

El cadáver de un hombre, de unos 20 años, fue encontrado en comunidad Argentina, en Soyapango. Foto EDH / Douglas Urquilla

El cadáver de un hombre, de unos 20 años, fue encontrado en comunidad Argentina, en Soyapango. Foto EDH / Douglas Urquilla

Una balacera entre supuestos mareros de la 18 y un grupo de policías —en la que pereció un delincuente y un agente fue lesionado— ha recrudecido la violencia en Sonsonate.

El ataque fue cometido el martes, a las 10:35 de la noche, en el límite de los cantones Cuyagualo y Las Lajas, en el municipio de Izalco.

Este hecho de violencia ocurrió horas después de que el director general de la Policía, Mauricio Ramírez Landaverde, admitiera que en lo que va de agosto, se han incrementado los asesinatos en Sonsonate, con respecto al mismo periodo de 2013.

El titular de la institución explicó que entre el 1 y el 4 de agosto del año pasado, ese departamento registró solo un homicidio, pero en el mismo lapso de este año se cometieron 11 asesinatos.

Carlos Herrera, jefe fiscal de Sonsonate, informó que el incidente del martes ocurrió cuando varios agentes patrullaban la zona y se encontraron con unos 10 pandilleros, quienes empezaron a atacarlos a balazos.

Los policías se defendieron y en el enfrentamiento uno de ellos resultó herido de levedad, mientras que uno de los atacantes pereció.

Herrera detalló que se desconocía la identidad del hombre, ya que no portaba documentos personales. Añadió que, hasta ayer al mediodía, nadie había reclamado el cadáver en la morgue de Medicina Legal.

El resto de delincuentes logró escapar pese a que decenas de policías realizaron una búsqueda aérea y terrestre en la localidad.

Tras el enfrentamiento, las autoridades hallaron abandonadas en la escena, una escopeta con mirilla telescópica, calibre 22, y dos revólveres.

La Policía atribuyó esta incidencia delictiva a la disputa de territorios que tienen las pandillas en Sonsonate.

El viernes pasado, un grupo armado asesinó a dos jóvenes, de 19 y 21 años, en el mismo sector donde el martes, se enfrentaron a balazos los delincuentes con los agentes.

En esa ocasión, otros cuatro hombres que estaban con las víctimas mortales fueron heridos de bala, pero su condición de salud es estable.

A estos homicidios se suman los de dos hermanos, de 20 y 21 años, quienes fueron ultimados, la tarde del lunes, en el cantón El Carrizal, en Nahuizalco.

La Policía informó que supuestos pandilleros habrían atentado contra ellos porque aparentemente eran rivales.

Atacantes de policías ligados a doble homicidio

Tras el enfrentamiento entre pandilleros y policías, un delegado de la corporación, indicó que esta banda sería la misma que cometió el atentado la semana pasada.

"El viernes hubo un doble homicidio en el cantón Las Lajas y las armas que hoy (el martes) se encontraron, son las mismas que se usaron en esa escena", aseguró el agente.

Según las autoridades, ya se tenían varias denuncias que indicaban que un grupo de entre 10 y 15 hombres se dedicaban a robar en viviendas de la zona y extorsionaban a pobladores y comerciantes.

Testigos del ataque del viernes relataron a la Policía que unos 10 hombres llegaron en un pick up todo terreno hasta el lugar donde estaban las víctimas, y las obligaron a ponerse de rodillas.

Luego les dijeron que se levantaran las camisetas para ver si tenían tatuajes y uno de los jóvenes se habría resistido, por lo que los homicidas comenzaron a dispararles.

En otros hechos de violencia, el cadáver de un hombre, de entre 20 y 25 años, fue hallado ayer en la comunidad Argentina, en Soyapango. La víctima tenía varias heridas de bala en la cabeza.

Una noche antes, los lugareños oyeron varios disparos pero por temor no salieron a ver lo que ocurría.

La Policía presume que el hombre no residía en la zona y solo fue llevado hasta ahí para matarlo.

La Fiscalía también registró el asesinato con arma de fuego, de un hombre de unos 30 años, en la residencial Alta Vista, en Tonacatepeque.

Además, otro joven del que se desconoce el nombre, fue ultimado en el cantón Agua Escondida, en Conchagua, La Unión.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación