Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Morazán: Pandillas más allá del Torola

La MS tiene hasta cuatro grupos, totalizando 27 agrupaciones. Y el avance continúa hacia municipios como Perquín o San Fernando. El director de la PNC niega que exista tal expansión

Morazán: Pandillas más allá del Torola

Morazán: Pandillas más allá del Torola

Morazán: Pandillas más allá del Torola

Morazán no es más el departamento cuya cabecera, San Francisco Gotera, era el único municipio que registraba presencia de maras.

El avance de los pandilleros en ese departamento es tal que ya están llegando a influenciar a jóvenes de Perquín y municipios aledaños, según admiten autoridades municipales y policiales.

Incluso en el caserío El Mozote, municipio de Meanguera, pobladores y policías asignados a ese sector han detectado la presencia de un pandillero que está llegando desde Lourdes, Colón, departamento de La Libertad, casi de punta a punta.

Ese mismo joven, a quien la Policía identifica con el sobrenombre de Enano, aunque los pobladores de El Mozote lo conocen como El Chiflón, ya fue visto entablando amistad con tres alumnos de un centro de estudios de Perquín.

El Chiflón o Enano ha llegado hasta El Mozote porque allí viven unas tías suyas y también su abuela materna.

Un total de 27 clicas de la mara Salvatrucha (MS) y tres de la Pandilla 18 han sido identificadas en 15 de los 27 municipios de Morazán, según investigaciones de la Policía Nacional Civil (PNC).

El Diario de Hoy detectó que hay una clica más que no aparece en las investigaciones policiales, con la cual sumarían 31.

Guatajiagua es uno de los municipios más copados por los mareros: según la PNC, operan tres clicas de la MS y una de la 18, pero la realidad es que son cuatro los grupos de la MS asentados en ese lugar, según lo demuestra la delimitación de territorios a través de grafitis.

Al norte del río Torola

En Morazán, las pandillas avanzan por todos los rumbos. En varios municipios del norte del río Torola incluso hay presencia de una nueva clica, la Hernd on City Locos Salvatruchos (HCLS) que se ha posicionado en Jocoaitique y Meanguera.

Esa clica es de reciente fundación, pero ya se perfila fuerte en los delitos de extorsión y narcomenudeo, según fuentes policiales del departamento que hablaron a condición de anonimato.

Pero Jocoaitique y Meanguera parecen ser nada más cabeza de puente para avanzar a municipios como Perquín, Arambala, Joateca y San Fernando.

Carlos Herrera, síndico de la alcaldía de Perquín, admite que tanto la población como las autoridades saben que en Arambala y en San Fernando hay "grupitos", y señala que ambos sectores deben hacer ajustes para que "no haya una ampliación del problema".

Perquín, Arambala y San Fernando, según el síndico Herrera, ya han sufrido casos de extorsiones hechas no por lugareños, sino por personas que llegan desde San Miguel o desde San Francisco Gotera.

Últimamente han arribado dos jóvenes deportados a esos municipios, quienes por ahora no han causado mayores problemas, pero que es fuerte la sospecha de que pertenecieron a maras, dijo Herrera.

La preocupación de la población es clara: perciben que está siendo ignorado un problema que apenas se encuentra en una fase de inicio.

Esa percepción, sumada a la de algunos elementos policiales conscientes del problema, no es desatinada. En los mapas policiales a los que El Diario de Hoy tuvo acceso existen 12 municipios en los que la PNC no señala presencia de pandillas. Y eso no es real.

Joateca, El Rosario, Perquín, San Fernando y Arambala, por mencionar algunos, ya registran incursiones de dos o tres pandilleros que buscan entablar amistad con escolares.

"Así comenzaron en Corinto hace unos tres años y mire hoy cómo están", afirmó una mujer que dijo que es extorsionada con recargas de saldo que envía cada semana al penal de Gotera.

Poca importancia a "pequeñas células"

El viernes de la semana anterior, un subinspector que se identificó solo como Zelaya, y quien se hallaba como oficial de servicio de la Delegación policial de San Francisco Gotera, afirmó a El Diario de Hoy que en el departamento de Morazán hay presencia de pequeños grupos de estructuras de pandillas, pero que no representan la mayoría del departamento.

De acuerdo con Zelaya, en lo que va del año, Morazán solo registra 23 asesinatos y los delitos más frecuentes son los hurtos y los robos. Sin embargo, el jefe policial admite que se ha registrado una migración de pandilleros que han agravado las circunstancias de seguridad en municipios como Corinto y Guatajiagua. (Ver siguiente página).

En Corinto, según Zelaya, la migración de pandilleros ha derivado en un incremento en los casos de extorsiones.

Zelaya considera que en Corinto podría haber entre 25 y 30 pandilleros repartidos en tres clicas de la MS y una del Barrio 18. El jefe policial indica que los municipios más afectados, además de Corinto, son San Francisco Gotera y Guatajiagua.

Asegura que en los demás municipios solo se observa la presencia de "pequeños grupitos de tres o cuatro pandilleros".

La versión del subinspector choca con la de fuentes policiales de varios municipios visitados por El Diario de Hoy y con las versiones de autoridades civiles y vecinos que aseguran que en la mayoría de puestos policiales solo hay dos o tres elementos, mientras que el número de pandilleros es considerablemente mayor.

Ejemplo de ello es Corinto, donde los mismos vecinos afirman que solo hay siete policías, de los cuales hay que descontar los que andan con licencia, quedando una fuerza efectiva de tres o cuatro.

El jueves anterior, El Diario de Hoy comprobó que en el puesto de Corinto solo había un policía.

La población sabe de esa falencia. Y también lo saben los miembros de pandillas que sin aparente temor deambulan por las calles y los parques de esos municipios.

Deserción escolar y narcomenudeo

El asentamiento de pandillas en Corinto, Guatajiagua y Jocoaitique ha significado problemas para las comunidades educativas, las cuales registran altos índices de deserción escolar y complicidad de escolares en narcomenudeo.

Autoridades de escuelas e institutos admiten la deserción. Por ejemplo, el Instituto Nacional de Corinto registra que, de cada 100 jóvenes matriculados 19 han desertado por diversas razones.

Directores y profesores de algunos centros educativos de Morazán niegan que haya alumnos que se dediquen a comercializar drogas en pequeñas cantidades; sin embargo, fuentes policiales los contradicen. Estas últimas afirmaron que hace dos semanas, la Policía sacó de un centro escolar en Corinto a cinco alumnos, les hallaron pequeñas porciones de droga.

Habitantes de esa ciudad también indican que es común ver a estudiantes que se salen de clases para hacer sus transas, aunque a pequeña escala.

Otro tanto ocurre en otros centros escolares de Guatajiagua y de Jocoaitique, según explicaron algunos padres de familia, preocupados por tener a sus hijos como compañeros de jóvenes que venden droga y que tienen vínculos con pandillas.

En Jocoaitique, investigadores policiales detuvieron hace dos semanas a dos alumnos de una escuela rural por extorsión y por venta de droga.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación