Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Militar cumple 48 horas de desaparecido

Su último rastro fue ubicado en Aguilares

Marvin Antonio Ruiz Dubón, aparentemente, fue secuestrado por pandilleros. Información sobre él diríjala a la Policía o militares. Foto EDH/ Cortesía

Marvin Antonio Ruiz Dubón, aparentemente, fue secuestrado por pandilleros. Información sobre él diríjala a la Policía o militares. Foto EDH/ Cortesía

Marvin Antonio Ruiz Dubón, aparentemente, fue secuestrado por pandilleros. Información sobre él diríjala a la Policía o militares. Foto EDH/ Cortesía

"Aunque sea muerto pero queremos encontrarlo". Así resumió su desesperación la abuela de Marvin Antonio Ruiz Dubón, de 23 años, quien está desaparecido desde el pasado domingo en la madrugada.

Ruiz Dubón es un cabo del Ejército, miembro de la Brigada Especial de Seguridad Militar (BESM), está desaparecido, según informaron ayer fuentes castrenses y algunos familiares del militar.

La última vez que lo vieron en el caserío La Línea del cantón El Zacamil, municipio de Guazapa, donde residía con su familia, fue temprano en la noche del sábado.

Aparentemente, un joven residente en el caserío Agua Fría, del mismo cantón, le hizo una llamada para invitarlo a que fuera a visitarlo, de acuerdo con las fuentes militares.

Sin embargo, el último rastro de vida del cabo fue localizado en la ciudad de Aguilares, ya en la madrugada del domingo anterior, aproximadamente, a la 1:00 a.m.

Los registros de un cajero automático de un banco de esa ciudad indican que Ruiz Dubón hizo una transacción financiera a esa hora, indicaron fuentes militares que pidieron el anonimato.

Desde ese momento, hasta ayer a las 4:00 p.m., no se sabía más. El teléfono celular que el joven militar portaba suena desconectado.

Un amplio operativo que militares de la BESM (que funciona donde era la Guardia Nacional) inició a media tarde del domingo. No había arrojado resultados positivos hasta ayer a media tarde.

Investigaciones efectuadas por militares indicaban que al menos dos miembros de una pandilla de los contornos del caserío La Línea podrían estar implicados en la desaparición del militar.

Sin embargo, hasta ayer solo tenían indicios, no había ninguna captura.

Las mismas fuentes señalaron que pese a que la familia puso la denuncia de desaparición en la Policía Nacional Civil (PNC), hasta ayer en la tarde, ningún detective o miembro de esa corporación policial se había acercado a la familia para indagar más del caso.

Un joven inteligente

Marvin Antonio es un joven reconocido en el cantón El Zacamil. En el caserío La Línea, los vecinos consultados dijeron que era un joven responsable y honrado.

Además, en el caserío todos parecen saber que él era cabo de la Fuerza Armada y que a escasos tres años de haberse metido al cuartel, ya había alcanzado el grado de cabo.

El militar es padre de una niña que el próximo 3 de febrero cumplirá tres años, según expresaron familiares, quienes prefirieron brindar pocos detalles de la desaparición por temor.

Un soldado que escapó de pandilleros

Tanto en el cantón Tutultepeque, del municipio de Nejapa, como en el cantón El Zacamil, de Guazapa, recuerdan que hace pocas semanas un soldado logró escapar de ser secuestrado por miembros de pandillas.

El militar, según los lugareños, forcejeó con los pandilleros y logró correr lo suficiente para ponerse a salvo.

La desaparición del cabo les hace pensar, a vecinos de ambos cantones, que también podría ser obra de miembros de esas estructuras criminales.

De acuerdo con vecinos de Tutultepeque y de El Zacamil, en ambos cantones hay alta presencia de miembros de pandillas. Lo anterior también fue confirmado por los militares.

El pasado 17 de enero, aparentemente, las pandillas se comprometieron a reducir los índices de homicidios que alcanzaron, en los primeros días de enero, hasta más de 22 en algunos días, algo que llamaron un gesto de buena voluntad.

En una supuesta tregua con la que los cabecillas de maras pandillas lograron no ser trasladados al penal de máxima seguridad en Zacatecoluca, también se comprometieron a no atacar a policías y militares.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación