Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Miles asistieron al entierro del alcalde de Osicala

Autoridades policiales y fiscales se limitan a decir que están investigando, mientras parientes hablan de extorsión y envidias.

Mientras las autoridades policiales y fiscales se limitan a decir que están trabajando en la investigación, ayer miles de personas acompañaron los restos del edil de Osicala Morazán, Fredy Villelas, para darle el último adiós en el cementerio de ese municipio.

Ediles vecinos también acompañaron a los dolientes.

El edil de Comacarán, Enris Arias, quien además es presidente del Isdem y vicepresidente de Comures, lanzó una enérgica condena por el asesinato que, según familiares de la víctima, podría estar vinculada a los chantajes de pandilleros del lugar.

Arias, además, pidió a las autoridades celeridad para resolver el crimen, registrado el viernes cuando la víctima regresaba del cantón El Tablón, de atender a sus habitantes.

Otros alcaldes dijeron, bajo anonimato, que hay temor en la zona norte de Morazán, donde hace pocos días también sufrió un atentado el edil del municipio Torola.

"Lo que pasa es que los alcaldes a menudo estamos expuestos a ser víctimas del crimen organizado, porque andamos generalmente en las calles atendiendo a nuestras comunidades", señaló Arias.

Los restos de Villelas fueron sepultados casi a las 5:00 de la tarde; al mediodía fue realizada una misa de cuerpo presente y los miles de acompañantes caminaron unos tres kilómetros hacia el cementerio.

"Creemos que esto fue un sicariato, un ajusticiamiento, tenemos la sospecha de que las tres personas que le hicieron el atentando no pertenecen a pandillas; el curso de investigación (indica que va) por el lado de sicariato", adelantó ayer el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Ricardo Perdomo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación