Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mijango insiste en que se debe negociar con los pandilleros

Raúl Mijango y David Munguía Payés coincidieron que esta ola de violencia ya se veía venir.

Raúl Mijango sostiene que las pandillas hicieron una propuesta al Gobierno para seguir con el proceso de pacificación.

Raúl Mijango sostiene que las pandillas hicieron una propuesta al Gobierno para seguir con el proceso de pacificación.

Raúl Mijango sostiene que las pandillas hicieron una propuesta al Gobierno para seguir con el proceso de pacificación.

El autodenominado exmediador de las pandillas en la tregua, Raúl Mijango, manifestó ayer en la entrevista de Canal 12, que el país está desangrándose y necesita con urgencia un "torniquete" efectivo (diálogo inclusivo) para detenerle la hemorragia.

"El país se está desangrando y para resolver el problema hay que escuchar todas las opiniones. Yo solo soy portador de una opinión. La tregua es la solución que más resultado le ha dado al país, las otras medidas lo que han hecho es empeorar la situación", argumentó Mijango.

En cuanto a la escalada de homicidios, Mijango coincidió con el ministro de Defensa, David Munguía Payés, quien afirmó "todo lo que está pasando ya estaba anunciado". Llevar a los cabecillas a Zacatraz ya se había hecho entre 2009 y 2010, lo cual provocó una alza de la violencia en el país.

La reacción agresiva de las pandillas por esos traslados, a juicio de Mijango, son porque el poder de los cabecillas ha recaído en los mandos medios y operativos de las pandillas, quienes se salen de todo tipo de criterio.

Pero al margen del incremento de los hechos de violencia, Mijango puntualizó que durante 15 meses se registró una de las reducciones nunca vistas de homicidios, al bajarlos de 14 a 5, y de 70 a 40 homicidios por cada cien mil habitantes.

"La tregua no es la solución pero permite las condiciones para abordar el problema de fondo", subrayó.

Como alternativa, Mijango dijo que presentó en noviembre una propuesta que se resumía en tres mesas, una con las autoridades, otra con las pandillas y presos comunes, así como otra con organismos no gubernamentales. Cada una presentaría sus propuestas y establecería compromisos.

Al final, el mecanismo no tuvo éxito y la violencia se ha incrementado en el país.

Entre marzo de 2012 y junio de 2013, durante la gestión del entonces ministro de Seguridad David Munguía Payés, se apoyó la tregua entre las pandillas MS y 18, con el fin de bajar los homicidios en el país, a cambio de beneficios a los cabecillas en los penales, que incluyó sacarlos del penal de máxima seguridad, Zacatraz.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación