Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Migrantes podrán viajar a sus países como parte de nuevas medidas

El beneficio es parte de las nuevas medidas que anunció el presidente Barack Obama.

Los primeros trámites para los beneficios migratorios los podrán realizar en 2015. Foto EDH

Los primeros trámites para los beneficios migratorios los podrán realizar en 2015. Foto EDH

Los primeros trámites para los beneficios migratorios los podrán realizar en 2015. Foto EDH

Los migrantes que se encuentran en Estados Unidos y que han estado participando en el programa de Acción Diferida (DACA) y la Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres (DAPA), podrán viajar a sus países de origen, así lo afirmó ayer el director del Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), León Rodríguez.

El beneficio es parte de las medidas ejecutivas de responsabilidad migratoria que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció recientemente.

Ayer Rodríguez y la directora de políticas nacionales de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz, dieron detalles de los nuevos beneficios para los migrantes que viven en el referido país.

Entre los anuncios estuvo que "los indocumentados que soliciten antes de finales de 2015 el alivio migratorio podrían ver regularizada su situación en 2016".

En una conferencia telefónica, Rodríguez explicó que el periodo para acogerse a los beneficios migratorios no se abrirá hasta febrero, en el caso de los candidatos del DACA), será hasta mayo para los padres de ciudadanos estadounidenses o hijos con estatus permanente.

Los expertos indicaron que para acogerse al DAPA, los solicitantes tiene que ser padres de ciudadanos estadounidenses o de residentes permanentes, haber permanecido en Estados Unidos desde antes de enero de 2010 y no tener antecedentes penales.

"Cada persona será evaluada caso por caso para ver si cumple los requisitos", afirmó Rodríguez, quien, a preguntas de los periodistas, explicó que quienes se acojan al DAPA tendrán que abonar la tarifa que habitualmente se paga para conseguir un permiso de trabajo.

Además, estos indocumentados deberán de hacer frente a los impuestos que tengan atrasados desde que entraron en el país, es decir, por lo menos desde enero de 2010, detalló Rodríguez.

La Administración Obama ha eliminado el techo de edad y permite solicitar la ayuda a los jóvenes que residen en Estados Unidos desde enero de 2010.

Los jóvenes deben de acreditar haber estudiado o estudiar alguna enseñanza oficial y, además, tienen que demostrar que no han sido condenados por un delito grave, un delito menor significativo, o tres o más delitos menores.

Durante su intervención, Rodríguez también alertó contra el fraude y aconsejó tener cuidado con cualquier persona que ofrezca ayuda para presentar una solicitud.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación