Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Al menos 25 crímenes en centro histórico

Esa cantidad de asesinatos se han registrado en últimos dos meses, la mayoria de los cuales en la zona de mercados y las víctimas han sido vendedores informales, según Policía y publicaciones perio

José Adolfo López, de 35 años fue ultimado ayer en el mercado Central de San Salvador.

La fotografía corresponde al asesinato de un vendedor de tomates en noviembre pasado. El domingo anterior mataron a un vendedor de verduras en los alrededores del mercado Central.  | Foto por Archivo

José Adolfo López, de 35 años fue ultimado ayer en el mercado Central de San Salvador.

Domingo Antonio Martínez, de 36 años, trabajaba como vigilante de comerciantes del mercado Central de San Salvador, comentaron compañeros de trabajo.  

Ayer por la mañana se encontraba esperando el bus que lo llevaría a su trabajo cuando sorpresivamente fue atacado a balazos por varios pandilleros. Martínez murió en el instante y no tuvo tiempo ni de usar la pistola que siempre cargaba para defenderse.

La intención de los pandilleros era asesinarlo, porque no le robaron su arma de fuego, según la Policía.

Aunque el crimen se produjo en la calle hacia el turicentro Apulo, en Ilopango, no se puede descartar de que pueda estar ligado a los hechos de violencia que se han recrudecido en las últimas semanas en los alrededores de los mercados Sagrado Corazón y Central de San Salvador, según fuentes policiales.

No menos de 25 personas han sido asesinadas en los últimos dos meses en el llamado Centro Histórico capitalino que comprende las zonas de los mercados, plazas, parques, Palacio y Teatro Nacional y Catedral Metropolitana; entre otros sitios de la referida zona. 

Pero la mayor cantidad de homicidios, al menos 20, están concentrados en los contornos de los mercados Sagrado Corazón y Central, un área  geográfica que se reparten las dos pandillas terroristas para delinquir a sus anchas y sin mayor presencia de las autoridades policiales.  

Uno de los argumentos que plantean las autoridades de la Policía sobre ese fenómeno delincuencial que se ha desatado con mayor fuerza en ese sector  es que las dos pandillas antagónicas se están disputando el territorio para ejercer mayor poder y así extender sus tentáculos de las extorsiones a los comerciantes.

Pero otro de los factores que avivan las acciones violentas que se han desatado en los últimos meses en ese sector son las rencillas que mantienen los vigilantes particulares que son pagados por los comerciantes de los dos centros de abasto para que los pandilleros no los sigan extorsionando.

Pero los integrantes de esos grupos terroristas que han insistido con su accionar criminal de doblegar a los comerciantes para que les paguen las cuotas de las extorsiones, ya sea semanales o mensuales, explicaron fuentes policiales.

La mayoría de las víctimas de la violencia suelen ser vendedores informales que se desplazan por las distintas arterias en los contornos de los mercados para ofrecer y vender sus productos y son atacados a balazos por pandilleros que mantienen su presencia en esas zonas.

Algunas de esas víctimas han sido vinculadas con cualquiera de las dos pandillas terroristas y por haber traspasado la línea imaginaria que supuestamente dividen los territorios que suelen apropiarse esos grupos como propios para poder extender sus acciones criminales.

En varios casos de vendedores o comerciantes asesinados, los crímenes se han derivado de la negativa de las víctimas de querer pagarles las extorsiones, según fuentes de la Policía.

No se puede dejar de lado también el hecho de que los jóvenes no pueden caminar tranquilamente por las calles y arterias del Centro Histórico, sin que sean acosados e interceptados por turbas de pandilleros terroristas que los intervienen para exigirles sus documentos de identidad para saber donde residen y también para interrogarlos las razones de su presencia en el sector. 

Algunos jóvenes han tenido suerte de salir vivos de la zona y solo se llevan un par de golpes propinados por los pandilleros, pero en otros casos como el de Ever Alexander H., de 17 años, un estudiante de San Miguel, la suerte no le acompaño. 

El joven, quien estudiaba primer año de bachillerato, acompañaba a su tío a cortarse el pelo y fue interceptado por pandilleros en el sector del parque Gerardo Barrios.  De inmediato le hicieron varios disparos y murió. Las autoridades suponen que el joven pudo haber sido asesinado por simple hecho de no ser conocido en el sector. 

Otro de los casos que podría estar relacionado al mismo móvil serían las muertes de dos soldados que se registraron la tarde del 8 de noviembre pasado en la calle Rubén Darío. Los militares, quienes viajaban en una motocicleta, fueron atacados a balazos por un pandillero que aprovechó que habían detenido la marcha por el acostumbrado congestionamiento vehicular que se genera en la zona. 

Mayoría de víctimas  ligadas a pandillas                                                                                                               

Las investigaciones de la PNC dan cuenta que la mayoría de los vendedores informales asesinados en la zona de los mercados, la calle Rubén Darío, avenida 29 de Agosto y calle Gerardo Barrios; son pandilleros, extorsionistas o han tenido algún vínculo con esos grupos terroristas. 

Las autoridades policiales no descartan que algunos vigilantes particulares se estén tomando la justicia por sus propias manos, ya sea por vengar las muertes de compañeros asesinados o para evitar de que sigan extorsionando a los negocios donde ellos prestan seguridad. 

El problema de la violencia en esa  área geográfica  no solo afecta a los comerciantes formales y vendedores ambulantes porque la gente deja de ir a comprarles, sino que también a los distribuidores de todo tipo de productos que ya no ingresan a la zona por temor de ser víctimas de represalias de parte de los pandilleros, ya que los han amenazado de que si no pagan las extorsiones tomaran acciones en contra de los empleados, según fuentes policiales. 

Aseguraron las fuentes que ya se trabaja en un plan de seguridad para tratar de golpear a los grupos de pandilleros que operan en la zona y tratar minimizar el accionar criminal de los mismos. 

Este mes inicia con 20 crímenes por día                                                                                                                                     

Diciembre ha iniciado violento, el promedio diario de homicidios es de 20 según Medicina Legal. A la media noche del lunes, la institución forense registraba un total de 140 homicidios en los primeros siete días del último mes, 13 han sido mujeres y 127 hombres. 

“No es que haya escalada de violencia en diciembre, debemos decir que todo el año ha sido difícil, complicado y terminaremos igual”, afirmó el director José Miguel Fortín Magaña. 

El promedio de homicidio se elevó de 11 en noviembre a 20 por día, lo que ha vuelto a obligar al personal forense a trabajar en horas nocturnas.  “Nadie habría sido más feliz que yo si dijéramos vamos bajando los homicidios, pero no es así, así que debemos prepararnos mejor para poderlos controlar científicamente”, dijo Fortín Magaña. 

El director dijo que desafortunadamente se registra una gran cantidad de muertos que nadie quiere.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación