Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El mejor armero de la PNC está desaparecido desde octubre

Desapareció el pasado 8 de octubre, cuando regresaba del trabajo hacia su casa

Una hermana muestra la foto de José Rosa Ramírez Muñoz, armero de la PNC que desapareció la tarde del pasado 8 de octubre, al parecer, en San Martín. Foto EDH / JORGE BELTRÁN

Una hermana muestra la foto de José Rosa Ramírez Muñoz, armero de la PNC que desapareció la tarde del pasado 8 de octubre, al parecer, en San Martín....

Una hermana muestra la foto de José Rosa Ramírez Muñoz, armero de la PNC que desapareció la tarde del pasado 8 de octubre, al parecer, en San Martín. Foto EDH / JORGE BELTRÁN

El mejor mecánico de armas de la Policía Nacional Civil (PNC), José Rosa Ramírez Muñoz, de 45, lleva más de un mes de estar desaparecido.

La investigación en torno a ese caso ha logrado muy pocos avances, según explicaron fuentes de la delegación policial de Soyapango.

De acuerdo con las fuentes, la experiencia de Ramírez Muñoz como armero lo llevó a que en julio anterior fuera incluido en una comitiva de la PNC que viajó a Brasil con el fin de verificar la idoneidad de un lote de armas que serían compradas para la institución policial.

El caso ha sido manejado con mucho hermetismo por parte de la entidad policial, a tal grado que días después de que familiares del armero denunciaran su desaparición, un alto jefe policial convocó a una reunión en la cual ordenó que no se divulgara información sobre el hecho, bajo el argumento de que podría afectar la investigación.

Sin embargo, las fuentes policiales aseguran que a más de un mes de ocurrida la desaparición, los avances son muy pocos. Esto también lo afirmaron parientes del desaparecido.

Ramírez Muñoz estaba asignado a la División de Armas y Explosivos (DAE), división de la cual también ha desaparecido Salvador Ramos Lovato; sin embargo, este no se pudo establecer si desaparecieron juntos o en casos separados.

Ramírez Rosa desapareció el pasado 8 de octubre, aparentemente, después de que saliera de trabajar.

La hipótesis más fuerte es que fue plagiado por miembros de la Mara Salvatrucha (MS-13) del Proyecto Santa Teresa, al norponiente de San Martín.

El proyecto Santa Teresa es un bastión de la MS-13, donde el 11 de septiembre anterior también fue asesinado el cabo de la PNC José Tomás Rivas Arias, cuando este salía de su casa hacia su lugar de trabajo, en el centro de San Salvador.

El armero vivía también en San Martín, a pocos metros de la subdelegación policial de esa ciudad y acostumbraba a viajar en microbuses de la ruta 140 que llegaban hasta el proyecto Santa Teresa, según explicaron los familiares de la víctima.

Poco antes de que José Rosa desapareciera, los mareros del Proyecto Santa Teresa habían amenazado a los microbuseros, razón por la cual las unidades llegaban hasta el parque de San Martín, situado a dos cuadras de la vivienda del armero.

La MS sería responsable de la desaparición

Parte de lo poco que se ha investigado del caso es que el 8 de octubre vieron que Ramírez Muñoz llevaba uniformes policiales en su maletín, con la intención de que se los lavaran en casa, como acostumbraba a hacerlo.

Además de eso, siempre andaba el carné que lo acreditaba como miembro de la PNC.

De acuerdo con los parientes, José Rosa acostumbraba a dormirse en el trayecto de San Salvador hacia San Martín, por lo que suponen que eso pudo haber sucedido.

Hay versiones de vecinos del Proyecto Santa Teresa que aseguran que Ramírez Muñoz, en cuanto se bajó del microbús, un grupo de mareros lo privó de libertad y lo introdujo por el pasaje 8 de la referida colonia. Esa podría haber sido la última vez que vieron con vida al mecánico de armas.

De acuerdo con parientes, a José Rosa le gustaba tomarse unas cuantas cervezas después de que terminaba su horario de trabajo.

Creen que en esas condiciones iba ese día, que se durmió en el microbús y que despertó hasta que el automotor llegó al final de su recorrido.

De acuerdo con fuentes policiales, al hecho de que los mareros le hubiesen encontrado los uniformes policiales y la identificación institucional también se suma el hecho de que el empleado policial vivía en una zona dominada por la pandilla Dieciocho.

Familiares reclaman más interés de la PNC

Varios parientes de Ramírez Muñoz, contactados por ese periódico, reclamaron a la PNC poner más interés en el caso.

"Nos han dicho que están investigando, pero nosotros no vemos resultados. Nosotros quisiéramos que fueran a buscarlo al Proyecto (Santa Teresa), pues los mismos policías nos han dicho que allí lo agarraron los mareros", explicó un pariente del desaparecido, que pidió no mencionar su identidad.

La angustia y la ansiedad se han apoderado de los parientes de la víctima, algunos de los cuales aún tienen la esperanza de que José Rosa aún esté con vida.

"Tenemos la esperanza de que lo puedan tener vivo para que les arregle las armas", indicó una mujer con sus ojos llenos de lágrimas.

De acuerdo con fuentes policiales, esa esperanza que tiene la familia también es una de las hipótesis que se baraja en la investigación de la PNC.

Ramírez Muñoz inició su preparación como armero en las instalaciones de La Maestranza (del Ejército), una unidad técnica de la Fuerza Armada destinada a la reparación de armamento, equipo y materiales de uso militar.

Después, debido a su preparación, fue contratado por la PNC, en la cual tenía aproximadamente más de 20 años de trabajar como armero en la División de Armas y Explosivos, indicaron parientes de la víctima y compañeros de trabajo.

Por su parte, los familiares de la víctima aseguran que no pueden señalar a nadie como responsable de la desaparición, porque lo que saben es lo poco que la policía les ha ido compartiendo; lo único que quieren es que José Rosa regrese vivo a su casa o, por lo menos, recuperar sus restos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación