Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Medicina Legal inicia atención por desapariciones

 Institución formará nuevos médicos forenses en convenio con la Universidad de El Salvador

Con el apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja, Medicina Legal inauguró hoy un módulo en el cual buscan atender a los familiares de personas desaparecidos.

Con el apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja, Medicina Legal inauguró hoy un módulo en el cual buscan atender a los familiares de personas desaparecidos. | Foto por Jaime López

Con el apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja, Medicina Legal inauguró hoy un módulo en el cual buscan atender a los familiares de personas desaparecidos.

El Instituto de Medicina Legal (IML) abrió al público este martes un módulo de oficinas con las que busca atender a los familiares de personas desaparecidas en el país. A diario la institución forense recibe de cinco a 15 parientes de personas desaparecidas en busca de una respuesta que cierre con su angustia y dolor.

 Los parientes quieren de una vez por todas terminar con aquel calvario, saber si entre los muertos no identificados está el suyo para por lo menos darle “cristiana sepultura” y cerrar ese duro capítulo.

Atención psicológica

La nueva unidad financiada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) que consta de tres psicólogos y cinco clínicas pretende no solo tomar nota de los extraviados sino dar atención emocional a sus parientes, que en su mayoría son padres, abuelos, hermanos y tíos.

Estas personas llegan al Instituto de Medicina Legal, llorando o en crisis, algunas con varios días sin poder dormir, sin ingerir alimentos,  débiles de tanto caminar y cuando entran en el relato de sus casos caen desmayadas y hasta con ataque al corazón.

Para estos casos, Medicina Legal se prepara para no solo  tomar nota de las desapariciones  sino para darle otras atenciones como estabilizarlas emocionalmente, afirmó el director de Medicina Legal, José Miguel Fortín Magaña.

Agregó las oficinas están equipadas con computadoras las cuales serán utilizadas para mostrarle el álbum fotográfico de los cadáveres no identificados.

“Si dentro de las fotografía, el familiar identifica a la persona que busca, de forma simultánea será atendido en el momento de crisis por un psicólogo y de esa forma paliar un poco su dolor”, afirmó el director.

Con el nuevo módulo, los parientes ya no tendrán que llorar o sufrir su pena en la calle como ha sido todo este tiempo atrás, reiteró. También serán atendidos las víctimas de agresión sexual y violencia intrafamiliar.

A ese lugar acudirán los fiscales que tengan a cargo esos procesos. “Nuestra misión primaria es recordar que todos somos servidores públicos y como tal nuestro jefe y nuestro patrono es el pueblo, de ahí que el funcionario que se olvide de eso, que ande en carros blindados ha perdido la razón de ser de su misión”, subrayó.

Formarán a más forenses

También con el aporte financiero del CICR, Medicina Legal inauguró este martes un software (programa informático) para intercambiar información de salvadoreños que mueren en suelo mexicano en su paso a Estados Unidos.

Formarán a médicos forenses Asimismo, se puso en marcha un programa de estudios de postgrado en convenio con la facultad de Medicina de la Universidad de El Salvador para la formación de médicos forenses mediante una residencia de tres años  (práctica) en la institución.

El plan inició este martes con ocho médicos quienes recibirán todos los conocimiento teóricos y prácticos para la investigación científica de los delitos.

Medicina Forense sería la séptima especialidad de la facultad de Medicina después de Medicina Interna, Cirugía, Pediatría, Gineco obstetricia, Psiquiatría y Salud familiar.

Anteriormente, los médicos que optaban por la Medicina Forense debían salir a otros países corriendo con sus propios costos sobretodo Estados Unidos y España.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación