Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Medicina Legal estima que 2015 cerrará con más 6,600 homicidios

 Este año pasará a la historia salvadoreña como el más violento, aún del conflicto armado. Más del 50 por ciento de asesinatos de este año se registraron en últimos cinco meses.

La CSJ abrió el viernes el concurso pora director del Instituto de Medicina Legal.

Fachada del Instituto de Medicina Legal (IML). Las estimaciones de esta institución dan cuenta de que 2015 cerrará con más de 6,600 crímenes | Foto por Archivo

La proyección del Instituto de Medicina Legal (IML) apunta a que este año podría cerrar con más de 6,600 homicidios, basados en los datos acumulados a noviembre pasado, según un informe de la referida institución forense.

Al comparar la cifra de muertes violentas del año pasado, 3,912, con el dato proyectado por Medicina Legal, entonces se tendría que habrán 2,762 personas asesinadas más que el 2014, una cifra alarmante sin registro alguno en la historia del país.

Si se toma en cuenta el año 2008, en el que hubo 3,179 homicidios;  y se compara con el comportamiento de la violencia registrado este año se tiene que hay un incremento en el número de víctimas en el orden del 110 por ciento.

Las autoridades policiales registran 6,086 homicidios desde el uno de enero hasta el uno de diciembre, para un promedio de 18 asesinatos por día, una crítica situación que preocupa a muchos sectores productivos del país.

En el año 2008, la violencia acabó con las vidas de 3,179 personas, una cifra que en aquel momento fue blanco de críticas del partido de izquierda FMLN y el cual ahora se encuentra al frente del actual Gobierno.

Al año siguiente, 2009, y ya con el FMLN en el Gobierno, la violencia superó por primera vez las 4,000 mil víctimas anuales. En ese año se registraron 4,382 crímenes.

En el 2010, la criminalidad volvió a superar la fatídica cifra de los 4,000 asesinatos anuales, es decir, que en ese año se cometieron 4,004 muertes violentas. Similar situación de violencia se vivió en el 2011, año que cerró con 4,360 homicidios.

La tendencia al alza que se traía desde el 2009 tuvo una significativa reducción en el 2012, pero producto de una supuesta tregua entre las pandillas que permitió que no se mataran entre sus integrantes.

Este pacto de no agresión tuvo respaldo del entonces gobierno del expresidente Mauricio Funes, quien se atribuía la baja de los homicidios como logro propio. Para ese año, el accionar criminal causó 2,594 víctimas, la mayoría de las cuales no tenía ningún vínculo con esos grupos declarados terroristas por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

El pacto de no agresión entre las pandillas comenzó en marzo del 2012, pero comenzó a debilitarse desde mayo del 2013, año que registra el menor número de víctimas de la violencia en los últimos 10 años.

En el 2013, se registraron 2,513 víctimas de la violencia, según Medicina Legal. Tras el fracaso de la tregua pandilleril, el fenómeno de la violencia volvió a registrar cifras alarmantes de homicidios.

Para el 2014 se tuvo otro aumento considerable con respecto al 2013. En el 2014 murieron 3,912 salvadoreños a raíz de la violencia criminal, en su mayoría provocada por las pandillas terroristas.

En los 11 meses transcurridos de 2015, la criminalidad rompió con todas las cifras históricas que se habían registrado en los seis años anteriores. Los registros de la Policía detallan que 6,086 personas murieron a consecuencia de hechos violentos ocurridos entre el uno de enero hasta el primer día de diciembre, es decir, que 18 salvadoreños son asesinadas por día en El Salvador.  

Más del 50 por ciento del total de homicidios de este año se registraron entre junio y noviembre pasados. Solo en este período se cometieron 3,164 asesinatos, más que los registrados en cada uno de los años 2012 y 2013.

El director de la Policía Mauricio Ramírez Landaverde sostuvo ayer que la operatividad policial permitió reducir los índices de criminalidad en noviembre pasado, los cuales tuvieron sus máximas elevaciones en el segundo semestre de este año.

 “Vamos a tener un incremento de unos 2,000 homicidios más con relación al año pasado (2014)”, dijo Ramírez Landaverde, quien atribuyó la baja de crímenes a los resultados de las investigaciones de los grupos de pandillas responsables del aumento de los homicidios en los meses de agosto, septiembre y octubre.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación