Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mayo cerró con 641 muertes violentas, según la última actualización de Medicina Legal

Autoridades registraron ayer 34 asesinatos en todo el territorio salvadoreño.

Mayo cerró con 641 muertes violentas, según la última actualización de Medicina Legal

Mayo cerró con 641 muertes violentas, según la última actualización de Medicina Legal

Mayo cerró con 641 muertes violentas, según la última actualización de Medicina Legal

Mayo quedará en la historia de El Salvador como el mes más violento de los últimos 20 años, cerró ayer con más de 640 homicidios según registros de las autoridades.

Ese aumento de homicidios, para algunos analistas en seguridad, es la presión de las pandillas para que sus cabecillas recluidos en los penales continúen recibiendo beneficios del gobierno, tal y como fue durante el gobierno de Mauricio Funes.

Pero para el arzobispo auxiliar de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez, las cifras de asesinatos son engañosas, pues hace falta determinar quiénes mueren por rencillas entre pandillas, quiénes son asesinados por tráfico de drogas, así como cuántas personas son asesinadas sin estar vinculadas a esos grupos (Ver nota a parte).

Ayer las autoridades registraron al menos 15 asesinatos, una de esas víctimas fue un empleado de una funeraria asesinado en Huizúcar.

A José Denis Henríquez Flores lo mataron tres pandilleros con aspecto de adolescente, uno de ellos conocido como el Sooby. La razón: creyeron que el empleado funerario no era tal, sino un investigador policial que se hacía pasar como "muertero".

Henríquez Flores se convierte en el primer empleado de funeraria que es asesinado mientras buscaban a la familia de una persona que había fallecido ayer en la mañana en el hospital Rosales, San Salvador.

De acuerdo con testimonios de empleados de funerarias, era cuestión de tiempo para que ocurriera eso. En los últimos meses, varios de ellos han sido objeto de registros o interrogatorios minuciosos por parte de pandilleros, cuando ingresan a territorios controlados por esos grupos, en busca de familiares de algún fallecido.

No fue una trampa

Minutos después de que Henríquez Flores fue asesinado, trascendió que dos empleados de una funeraria habían sido engañados para llevarlos a una emboscada.

Sin embargo, según testimonios de un sobreviviente, él y Henríquez Flores fueron al cantón La Lima a buscar a familiares de una persona fallecida en el Rosales.

El sobreviviente se quedó en el vehículo mientras José Denis caminó por una vereda a buscar a la persona a quien trasladarían hasta el Rosales. Con ese gesto, los de la funeraria esperaban que sus servicios fueran contratados. El camino estaba fangoso y el carro se les atascó.

El sobreviviente le dijo a José Denis que consiguiera algo para sacar el pick up. De repente, tres pandilleros se le aproximaron y lo encañonaron, diciéndole que lo matarían porque era "bartocha", que en su jerga significa ser investigador policial.

Cuatro dobles asesinatos

Entre la noche del sábado y la madrugada de ayer, la Fiscalía reportó que en los departamentos de Santa Ana, San Salvador, Cuscatlán y Sonsonate fueron cometidos cuatro dobles homicidios.

Uno de los primeros casos sucedió en la noche del sábado, en la finca El Milagro, cantón Libertad, en Chalchuapa, Santa Ana. La identidad de estas dos víctimas no fue proporcionada por las autoridades.

Mientras que en el barrio San Miguelito, San Salvador, fueron asesinados a balazos los hermanos Jorge Alberto y Javier Alonso Benito Guerra, quienes residían en una colonia del kilómetro 7 de la carretera a los Planes de Renderos.

De acuerdo con las autoridades, ambos andaban departiendo cuando fueron interceptados por sus atacantes.

Las autoridades solo lograron identificar a Jorge Alberto, luego familiares identificaron a Javier Alonso ya en la morgue.

Casi a la misma hora que mataron a los dos hermanos en San Salvador, en el barrio Abajo, en Santa Cruz Analquito, fueron asesinados en su vivienda los primos José Damián Marroquín Hernández, de 18 años, y Miguel Ángel Hernández, de 19 años.

De acuerdo la Policía, ambos eran pandilleros de la 18. Las investigaciones indican que varios hombres armados irrumpieron en la vivienda y sorprendieron dormidos a los primos Hernández.

El último de los dobles homicidios reportados por la Fiscalía fue uno cometido en la colonia Las Palmeras, Sonsonate. Las víctimas fueron identificadas como Miguel Ángel Méndez Rodríguez, de 29 años, y Consuelo Flores Martínez, de 28.

Méndez Martínez era una persona transgénero, dirigente de la asociación Colectivo Alejandría, que defiende derechos de las personas de distintas preferencias sexuales.

Gobierno resta importancia al problema

El sábado el presidente Salvador Sánchez Cerén pareció restarle importancia al problema del alza de asesinatos.

"La inseguridad es un tema complejo, no se resuelve de la noche a la mañana, requiere participación de todos los sectores de la sociedad", escribió en su cuenta de Twitter, en referencia al alza de asesinatos.

Sin embargo, mientras el gobierno suele repetir que la inseguridad no se resolverá sin la participación de todos los sectores, 15 o 20 personas mueren de forma violenta todos los días en el país.

En mayo, las cifras disminuyeron drásticamente en tres días: antes, durante y después de la beatificación de monseñor Romero.

El director de la Policía, Mauricio Ramírez Landaverde, atribuyó esa baja, específicamente en el departamento de Usulután, al despliegue policial en ese sector de uno de los batallones élites contra pandillas.

Sin embargo, esa disminución se la atribuyeron la mara Salvatrucha (MS-13) y la pandilla 18, mediante un comunicado, dijeron que había sido un gesto de consideración hacia la figura del beato Romero.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación