Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a vigilante de un negocio y hallan muerto a otro dentro de una empresa

En La Unión, fueron ultimados dos hombres. La Policía los halló atados de manos y con disparos en la cabeza. Se presume que fueron torturados

ASESINATO EN SAN MARTIN
ASESINATO EN SAN MARTIN

Hasta el jueves 17 de diciembre, 6 mil 897 personas fueron asesinadas en El Salvador, indicó hoy Howard Cotto, subdirector de la Policía Nacional Civil.

A falta de dos semanas para finalizar 2015, la cifra de homicidios ya superó en un 100% las muertes violentas de 2014.

El año pasado en todo el país se registraron  3  mil 705 homicidios.

Solo en diciembre, autoridades han contabilizado 349 homicidios, un promedio de 20 casos por día.

Además, Cotto aseguró que en los últimos 12 meses la Policía ha tenido al menos 400 enfrentamientos con pandilleros.

Los homicidios continúan

Un vigilante identificado como José  Emilio  Zúniga  Soriano, de 39 años, fue atacado  a balazos mientras estaba de servicio en un establecimiento comercial.

La víctima fue lesionada por unos pandilleros, pasadas las 8:00 de la noche del miércoles, en el barrio El Centro, de Tacuba, Ahuachapán. 

El empleado fue trasladado a un hospital pero murió mientras era sometido a una cirugía en el abdomen.

Se presume que el hombre tenía problemas con sus verdugos, pues estaban esperando que saliera de trabajar para asesinarlo.

Esa misma noche, otro vigilante privado murió en circunstancias violentas en Ahuachapán.

El cadáver de Mario Orellana  Aguilar, de 33 años, fue encontrado dentro de la agencia de seguridad privada en la que laboraba, en el caserío Puente Arce, del cantón  El Jocotillo, de San Francisco Menéndez. 

Cerca de su mano derecha había un revólver y una pistola calibre nueve milímetros. 

La escena fue procesada a las 10: 00 de la noche y los forenses determinaron que Orellana había muerto unas seis horas antes.

Las autoridades dijeron que tendrán que esperar los resultados de la autopsia para determinar si el empleado se quitó la vida o fue asesinado.
 

Doble homicidio en La Unión

José Cristian Aquino Granados, de 21 años, y Carlos Antonio Velásquez Majano, de 40, fueron asesinados y sus cuerpos encontrados sobre la carretera El Litoral en el kilómetro 169, en el cantón El Carao de Intipucá en La Unión.  

Las víctimas eran originarias del cantón San José Golozo Chirilagua, San Miguel.
Aquino y Velásquez fueron privados de libertad en la medianoche, según la Policía. 

Billy Ortiz, oficial de la Policía en La Unión, manifestó que los cuerpos presentaban señales de tortura y estaban atados de los brazos. Tenían disparos en la cabeza.

La Policía presume que los  hombres eran miembros de pandilla y los mataron por una pugna dentro de la agrupación delictiva.

Los hombres fueron privados de libertad en una zona donde delinque la mara Salvatrucha y sus cuerpos fueron abandonados en un territorio asediado por este mismo grupo delictivo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación