Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a no vidente por supuesta disputa de territorio

Víctima iba del trabajo a su casa, cuando pandilleros la atacaron porque vivía en una zona donde delinque la mara rival.

José Pereira tenía unos 20 años de laborar en La Prensa Gráfica. Lo mataron en una colonia de San Martín. Foto EDH/Archivo

José Pereira tenía unos 20 años de laborar en La Prensa Gráfica. Lo mataron en una colonia de San Martín. Foto EDH/Archivo

José Pereira tenía unos 20 años de laborar en La Prensa Gráfica. Lo mataron en una colonia de San Martín. Foto EDH/Archivo

José Francisco Pereira, un hombre no vidente, fue asesinado la noche del martes, cuando se dirigía a su casa, en San Martín, tras terminar su jornada laboral.

En el trayecto, en la calle que conduce al proyecto Santa Teresa, el hombre fue interceptado por dos supuestos pandilleros de la 18, quienes le asestaron varios balazos.

La víctima, quien laboraba desde hace dos décadas para La Prensa Gráfica, pereció de inmediato.

Delegados de la Policía no descartaron que los homicidas lo hayan atacado porque residía en una zona asediada por la mara Salvatrucha y, cuando lo mataron, caminaba en un territorio donde hay presencia de la pandilla rival.

Quienes conocieron a Pereria aseguran que su ceguera nunca impidió que fuera muy entregado a su trabajo y se mostraba siempre jovial.

La noticia de su asesinato desató fuerte críticas contra los criminales y las autoridades, en las redes sociales.

Otro asesinato que también provocó indignación fue el de un hombre de 92 años, quien fue asesinado en El Carmen, La Unión.

Antonio Prudencio López fue ultimado con arma blanca dentro de su casa, en el cantón El Zapotal. Se sabe que el señor vivía solo con una hija y era propietario de algunas cabezas de ganado.

Hasta el cierre de esta nota, la Policía y la Fiscalía procesaban la escena del homicidio, por lo que no habían determinado quién y la razón del asesinato.

Ultiman a vendedora

La noche del martes, María Magdalena Sánchez, de 36 años, fue herida de bala en la calle Urrutia, en Quezaltepeque, La Libertad.

La mujer —quien vendía mariscos en el mercado de la localidad— murió cuando era atendida en la Unidad de Salud. Sánchez deja en la orfandad a dos menores.

En una colonia de Zaragoza, en el mismo departamento, fue ultimado Carlos Méndez, de 38 años.

Horas después, Amadeo Antonio Ponce, de 46 años, fue ultimado por seis hombres vestidos con uniformes militares. El homicidio fue frente a su casa, situada en el cantón San Antonio Abad, Los Indios, de Ciudad Arce.

En otro hecho violento, Alexander Navarro, de 33 años, fue asesinado en un mesón de la comunidad San Luis Portales, cerca de los lavaderos públicos capitalinos.

Mientras que en la comunidad Tutunichapa, en la alameda Juan Pablo II , se cometió el homicidio de Antonio Morales Hernández. Además, Erick Vigil , de 18, fue ultimado en la colonia Guatemala. En Nueva Guadalupe, San Miguel, mataron a Avilio Quintanilla, de 41 años.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación